El Miteco niega "atajos" al proyecto eólico Hedreira, entre A Lama y Avión

La promotora debe ir a la tramitación ambiental ordinaria. El Ministerio dice que la zona estará saturada de parques y recuenta 604 "molinos" en un radio de 25 kilómetros. Hay dos especies protegidas y nueve amenazadas

Aeroxeradores dun parque eólico da provincia. G. GARCÍA/ADP
photo_camera Aerogeneradores de varios parques eólicos en A Lama. G. GARCÍA

No habrá "atajos" para el proyecto del Parque Eólico Hedreira, promovido en A Lama, Beariz y Avión por Hedreira Eólica S. L. (una de las 40 firmas participadas por el Grupo Adelanta), en virtud al contenido en el artículo 22 del Real Decreto-ley 20/2022, de medidas de respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la Guerra de Ucrania, que permitirían a la empresa tener una tramitación más sencilla.

Precisamente lo contrario es lo que quiere el Ministerio para la Transición Ecológica, Miteco, que decidió, tras la revisión detallada del proyecto, que, a la vista de los detalles del plan, consistente en la instalación de 13 aerogeneradores (cuatro de ellos con un diámetro de rotor de 150 metros y una altura de 90 metros, y nueve con un diámetro de rotor de 162 y 119 metros de altura), que este debe someterse a la tramitación del procedimiento de evaluación ambiental ordinario conforme a lo previsto en la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental, que permitirá un proceso de información pública y alegaciones por parte de las entidades o particulares que se consideren afectados.

La Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental cita por primera vez entre los argumentos que avalan esta decisión que el número de parques eólicos en la zona podría superar la capacidad de acogida del territorio. Es decir, el espacio de la zona Sur de la Dorsal Galega puede estar al borde de la saturación de eólicos.

La Dirección Xeral realiza una enumeración de los ya existentes, que cifra en 17 en los que hay implantados un total de 487 aerogeneradores. A esta lista habría que sumar los parques que ya cuentan con autorización autonómica o estatal (y DIA aprobada), que son otros 22 y que aportarán, en caso de construirse, 116 turbinas de mayores dimensiones que las de la generación anterior. A ello, se suman dos parques autorizados sin acceso ni conexión (Avión y Deva Ampliación). En total, en un radio de 25 kilómetros se sumarían 604 aerogeneradores.

El listado se realizó con los datos contrastados con la información disponible en el Rexistro Eólico de Galicia y sin tener en cuenta la situación de suspensión cautelar en la que están algunas de las promociones aprobadas recientemente. Añade el Miteco que los principales efectos sinérgicos que puede generar la presencia de tantos proyectos en el territorio es la fragmentación de hábitats, el efecto barrera para los movimientos de las distintas especies y aumento de los riesgos de colisión.

Con respecto a los animales señala la presencia en la zona de nueve aves rapaces amenazadas: el aguilucho cenizo (Circus pygargus); el buitre negro (Aegypius monachus); el aguilucho pálido (Circus cyaneus); el águila calzada (Hieraaetus pennatus); el buitre leonado (Gyps fulvus); el busardo ratonero (Buteo buteo); la culebrera europea (Circaetus gallicus) y el milano negro (Milvus migrans). Añade que en la Sierra do Candán, y en la Serra do Suído, muy cerca de este polígono eólico, están algunas de las escasas parejas de búho real (Bubo bubo) existentes en Galicia. Además, casi todo el parque "se localiza en un área prioritaria de reproducción, de alimentación, de dispersión y de concentración local de aves incluidas en el Catálogo Gallego de Especies Amenazadas".

Respecto a los mamíferos, se constató la presencia de lobo (Canis lupus), de hecho, el proyecto se localiza en un área con una densidad alta de dicha especie y entre los murciélagos, se han obtenido registros de siete especies, incluyendo el murciélago enano (Pipistrellus pipistrellus), contenido en el Lespre (Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial).

Comentarios