domingo. 15.12.2019 |
El tiempo
domingo. 15.12.2019
El tiempo

"Non temos constancia da supresión de prazas"

Obras de mejora efectuadas en uno de los tramos de la PO-308. GONZALO GARCÍA
Obras de mejora efectuadas en uno de los tramos de la PO-308. GONZALO GARCÍA

El Concello de Poio acusa a la Xunta de no tenerlo en cuenta cuando actúa en la PO-308

"Non temos coñecemento de petición ningunha sobre a eliminación das prazas para estacionar nas zonas anexas aos pasos de peóns". Así de tajante se mostró el jueves el concelleiro en funciones de Seguridade Cidadá, Xosé Luís Martínez, al responder a la carta enviada un día antes por el responsable de la Axencia Galega de Infraestruturas, Francisco Menéndez, al Ayuntamiento, en la que aseguraba que el Gobierno local se opuso en su momento a esta medida, que tiene como objetivo mejorar la visibilidad y evitar accidentes como el registrado el pasado lunes en la avenida de A Barca, en el que una menor de edad fue atropellada mientras cruzaba la PO-308 por un paso de peatones.

Martínez recordó que este tipo de actuaciones ya se aplicaron con anterioridad en otros puntos de la carretera autonómica, tanto en la propia avenida de A Barca o en el casco urbano de Combarro. En esos casos, "esta Administración local deu o visto bo a eses traballos". Con todo, el concelleiro del BNG puntualizó que "descoñecemos a razón pola que a súa aplicacón se realizou unicamente nestes lugares e non se ampliou ao resto das parroquias. Polo tanto, non é certo que o Concello rexeitase esta medida", señaló Martínez.

POLÉMICA EN SAMIEIRA. Por otro lado, el Partido Popular de Poio, a través de su concelleira Rocío Cochón, exige saber si las obras de mejora de la seguridad viaria en la propia PO-308 a la altura de la parroquia de Samieira se debe "á falta de pago por parte do Concello". Según señaló Cochón, cuando la Xunta remitió al Ayuntamiento el proyecto "este non alegou nin informou sobre a instalación ou reposición das tubaxes de fibrocemento nas zonas afectadas polos traballos". La popular a asevera que "esta falta de previsión por parte do Concello obrigou a firmar un convenio coa obra xa iniciada. Segundo este acordo, a Administración local e a Xunta pagarían unha parte das tarefas necesarias para corrixir este erro e renovar as canalizacións, aproveitando a construción das beirarrúas".

El Partido Popular advierte de que "algúns tramos da obra están parados precisamente porque o Concello non achegou eses pagamentos". Rocío Cochón señala que esta situación motiva que algunas zonas se encuentren en un estado preocupante.

"Mentres que a Xunta de Galicia achega máis de catro millóns de euros en facer beirarrúas e mellorar a seguridade viaria, o bipartito non é capaz de cumprir coa súa parte", concluyó.

"Non temos constancia da supresión de prazas"
Comentarios