lunes. 21.09.2020 |
El tiempo
lunes. 21.09.2020
El tiempo

El PAAR, un referente de la capital del arte rupestre, no se frena ante el coronavirus

En el PAAR se pueden disfrutar de varias actividades en la naturaleza, entre ellas la zona de caballos al aire libre. CEDIDAS
En el PAAR se pueden disfrutar de varias actividades en la naturaleza, entre ellas la zona de caballos al aire libre. CEDIDAS
El Parque Arqueolóxico de Arte Rupestre en Campo Lameiro se reinventa con éxito ante la Covid-19 e iguala las cifras del verano pasado

De nuevo, este año, el Parque Arqueolóxico de Arte Rupestre (PAAR) situado en Campo Lameiro está teniendo un gran éxito con su programa especial de verano. A pesar de todos los cambios que supone adaptarse a las medidas de seguridad motivadas por la Covid-19, desde su reapertura el 2 de junio, el PAAR ha sabido reenfocar su actividad y casi llega a igualar las cifras del pasado año, recibiendo 560 visitas en el mes de junio y 1.019 en julio. En cuanto al perfil de los usuarios, si que ha cambiado en comparación al verano de 2019 y de un mes para otro, "el mes pasado teníamos un público principalmente gallego, que provenía de A Coruña, Vigo y Ourense. Ahora en agosto estamos notando que predomina un público de fuera de Galicia, llegan de todas las comunidades autónomas" afirma Juan Anca, director técnico del PAAR.

"Estamos notando que en agosto está predominando un público de fuera de Galicia, de todas las comunidades autónomas"

La eliminación de la actividad escolar afectó directamente al número de visitas, ya que "eran prácticamente los principales usuarios del parque en época de mayo y junio, es el público que más echamos de menos", explica el director. Por esta razón, se vieron obligados a adelantar la programación de verano al 19 de junio y ofrecer una gran variedad de talleres y visitas adaptadas a la nueva normalidad, que ponen en valor el arte rupestre y la naturaleza.

Las opciones de visita del parque esta temporada estival van dirigidas a un público general, pero en especial a familias con niños. Al tratarse de un espacio al aire libre, es una elección muy recurrente para que los más pequeños puedan disfrutar de la naturaleza, del paisaje y de la cultura, con visitas guiadas o zonas donde se pueden ver a los caballos sueltos. "No es solamente un parque arqueológico, es casi un parque natural y al final eso es lo que están buscando", manifiesta Anca.

Petroglifos de Cores 4

La oferta de actividades recoge la clásica visita guiada, a las 12.00 y a las 19.30 horas, que recorre los principales petroglifos del parque, y además hay novedades como el Petroquiz, El Diario Perdido y Noitepedras de colores. La visita con más éxito está siendo la quinta edición de Pontepedras de colores, se trata de una experiencia nocturna que ofrece una visión especial de los petroglifos iluminándolos con luces de colores que permiten observar grabados que no se aprecian con la luz del día. Las plazas que estaban disponibles para disfrutar de esta experiencia sensorial en agosto ya se han agotado. El Petroquiz también está contando con bastante afluencia, es una actividad interactiva, muy atractiva para los mas pequeños, que consiste en una visita guiada que termina con un concurso de preguntas en el que demostrar todo lo aprendido. Por otro lado está El Diario Perdido, un circuito en el que se van descubriendo diferentes etapas de la Prehistoria Gallega. Los fines de semana se puede disfrutar de Atardeceres, una visita guiada con la puesta de sol de fondo, que es lo que la hace especial, además de contar con un itinerario más completo en el que se descubren otros grabados.

"Lo importante es que el sentidiño de los visitantes está ayudando, por el momento, a ofrecer un destino seguro"

Los usuarios del parque, este año, alargan las visitas y pasan más tiempo en las instalaciones. Se hace mucho más uso de las mesas de picnic donde se puede comer y además la afluencia de caravanas también ha aumentado considerablemente. Aunque el parque tenga una capacidad bastante elevada, es obligatorio hacer una reserva previa para evitar las aglomeraciones. Según el director de PAAR "está funcionando muy bien, lo importante es que el sentidiño de los visitantes está ayudando, por el momento, a ofrecer un destino seguro. Al principio teníamos miedo de la reacción de la gente ante las normas. Estamos gratamente sorprendidos".

Medidas Covid-19: "Casi las mismas cifras y con grupos reducidos"
La reserva previa de visita es la medida principal para evitar aglomeraciones. Además del distanciamiento y el uso obligado de la mascarilla, se trabaja con grupos reducidos de 15 personas. Aun así, se está consiguiendo igualar las cifras del pasado verano.

 

Visitas: libres o guiadas
Además de los talleres especiales de la programación de verano se puede visitar el parque de forma libre, es decir, se podrá acceder a la exposición y al Área Arqueológica, descubriendo de forma autónoma, y con el apoyo de un folleto, todos los petroglifos. La modalidad de visita guiada consiste en recorrer las zonas principales del Área Arqueológica acompañados por un guía. 

El PAAR, un referente de la capital del arte rupestre, no se frena...
Comentarios