Persecución y caza de un kamikaze que huía a O Vao

Drogado, sin seguro ni ITV en vigor, viajaba con la mujer sobre la que tenía una orden de alejamiento cuando fue detenido por la Policía Local
undefined
photo_camera El vehículo del sospechoso, tras ser interceptado. POLICÍA LOCAL

Entre A Xunqueira de Alba y Campañó, más allá de Ponte Cabras, en dirección a O Vao. Hacia esa zona del Norte de la ciudad huía un conductor que circulaba sin seguro ni ITV, bajo los efectos de las sustancias estupefacientes y acompañado de una mujer sobre la que tiene en vigor una orden de alejamiento.

Decidió intentar esquivar a los policías locales que le perseguían en el ramal que conduce hacia la antigua fábrica de La Cros. Fue su perdición, pues se trata de un vial sin salida que ya le impidió cualquier maniobra.

La persecución tuvo lugar el lunes sobre las 18.00 horas, cuando una patrulla motorizada de la Policía Local de Pontevedra detectaba la presencia de un Peugeot 406 que intentaba estacionar en la Rúa da Barca.

En cuanto el conductor se percató de la presencia de los uniformados reinició la marcha, mostrando un estado de nerviosismo que puso en alerta a los agentes municipales. Uno de los funcionarios echó mano de la base de datos del turismo al tiempo que el otro se acercó al conductor para identificarle.

En ese instante, el coche arranca de repente e inicia la circulación de forma brusca en dirección a la avenida de Uruguay y el puente de As Correntes. El vehículo alcanzó una velocidad muy elevada poniendo en riesgo al resto de usuarios de la vía, efectuando adelantamientos por el carril contrario.

Mientras, el agente que comprobó la base de datos del Peugeot 406 constató que carecía de ITV y de seguro obligatorio, por lo que se incorporó a la persecución.

En su huida, el sospechoso hacía caso omiso a las indicaciones acústicas y luminosas por parte de los policías locales, que le indicaban que se detuviese. Así, atravesó el puente de As Correntes, el paseo de Domingo Fontán y la calle Martín Códax en dirección al poblado chabolista de O Vao, hasta su interceptación en La Cros.

Una vez detenido, el conductor confesó que huía al ser consciente de todas las infracciones que cometía, a las que se añadió tenencia de drogas, pues llevaba cocaína y marihuana, así como conducción bajo los efectos de las mismas. En total, se lleva cinco denuncias por vía Administrativa y dos por vía Penal.

Comentarios