domingo. 18.04.2021 |
El tiempo
domingo. 18.04.2021
El tiempo

Poio cerró la cuenta de 2020 con 15,2 millones y el mejor remanente desde el año 2008

Xullio Barreiro, edil de Facenda, dando explicaciones en un Pleno celebrado en enero de 2020. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Xullio Barreiro, edil de Facenda, dando explicaciones en un Pleno celebrado en enero de 2020. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Acumula un excedente de Tesorería de 3,1 millones, un 23% más que el año anterior, de los que podrá reinvertir 1,8 millones en este ejercicio
La Comisión de Facenda de Poio analizará este miércoles los detalles de la liquidación de la cuenta de 2020, un trámite que, si bien no suele arrojar novedades sustanciales, este año, al menos, ofrecerá signos positivos, en virtud a un aumento del 23% en el remanente del ejercicio del año pasado.

La cifra total de esta partida, 3,1 millones de euros, la más elevada, según el Concello desde la crisis de 2008, vendrá acompañada de un cambio en la normativa referente a la política financiera que afecta a los concellos que permitirá que 1,8 millones de euros de esta partida se reinviertan durante el presente ejercicio.

El motivo, es la decisión del Gobierno central, en sintonía con los acuerdos de la UE, de suspender la Regla de Gasto impuesta a los concellos para poder paliar los efectos de la pandemia. Todo ello, a nivel de Poio supondría que el Plan Económico Financiero presentado para 20202 y 2021 como consecuencia del incumplimiento de los objetivos establecidos para 2019 puede considerarse superado. La medida estatal también contempla que la exigencia de destinar el superávit para reducir deuda, aun siendo deseable, queda en suspenso. Es decir, que, contra el criterio de años anteriores, el concello puede destinar parte de su remanente a inversiones, priorizando este objetivo sobre el del ahorro o la amortización adelantada de deuda, sin que por ello se incumpla ninguna norma fiscal. La idea es que la suspensión de las reglas fiscales permita que los ayuntamientos puedan utilizar sus remanentes de Tesorería para colaborar en la recuperación económica y social tras la pandemia y en el Gobierno Local, de Poio, desde donde se había pedido en reiteradas ocasiones la eliminación de esa norma, no se va a desaprovechar la ocasión. El edil de Facenda, Xulio Barreiro, ya adelantó que se está estudiando la estrategia a seguir para que esta cantidad (se calcula que 1,8 millones se podrán invertir y 1,3 se quedarán inmobilizados) permita materializar proyectos importantes en el presente año.

"Temos que reunirnos aínda e deseñar unha estratexia, Hai que lembrar que nós xa contabamos con unha partida de máis de 100.000 euros para a Axenda Urbana, coa que se quere deseñar os proxectos que poden concurrir a distintas liñas de fondos estatais e europeos, e nesa liña temos que encadrar tamén as nosas posibilidades de investimento", indicó. Barreiro no descarta que se puedan asumir "grandes proxectos pendentes en Poio", aunque también se muestra interesado "por poder respostar a todas as demandas que temos de intervencións das nosas brigadas", más encaminadas a una puesta a punto de distintos parajes del municipio.

Con respecto al ahorro conseguido, el edil de Facenda señala que "os orzamentos sempre se fan con prudencia, como demostra o feito de que o deste ano pasado se aprobara en 12,7 millóns e se pechara en 15,6 millóns". Barreiro defiende, contra las críticas vertidas por el PP, la estabilidad financiera que está demostrando el Concello, que se ve avalada por el nivel de deuda mantenido. "O ano pechouse cun índice de menos do 44%, moi lonxe do que permite a normativa vixente (110%)", indica el Concello, recordando que el ahorro neto se fijó en 2,3 millones de euros en ese periodo.

Poio cerró la cuenta de 2020 con 15,2 millones y el mejor remanente...
Comentarios
ç