sábado. 18.09.2021 |
El tiempo
sábado. 18.09.2021
El tiempo

Poio reclama unas mínimas garantías en su sistema sanitario

Entrada del centro de salud Anafáns, en Poio. ARCHIVO
Entrada del centro de salúd Anafáns, en Poio.
El Corporación pide a la Xunta que mejore el servicio de salud en la comarca urgentemente

El estado de alarma y la Covid-19 dejaron al descubierto los problemas sanitarios que sufren los pequeños centros de salud de las comarcas gallegas. Por esta razón el Concello de Poio vuelve a reclamar mejoras de carácter urgente en cuanto a recursos sanitarios para el municipio.

Durante el Pleno celebrado ayer se debatió y aprobó una moción presentada por el Bloque Nacionalista Galego (BNG), sobre la necesidad de mejorar el sistema sanitario.

El Corporación de Poio solicita a la Concellería de Sanidad más inversión, más dotación de personal y sobre todo una resolución "inmediata" de los problemas en la atención del servicio telefónico, del cual se han quejado muchos vecinos y vecinas.

El descontento viene motivado porque la atención por vía telefónica es bastante precaria. Son muchos los casos en los que las personas "se ven na obriga de realizar ata 30 chamadas ao día ao Centro de Saúde de Anafáns para poderen ser atendidos", apunta la portavoz del BNG, la concelleira Marga Caldas. Se puso encima de la mesa la necesidad de que la Xunta tome cartas en el asunto y mejore el sistema, ya que muchas veces los vecinos se tienen que optar finalmente por ponerse en contacto con el 061 o con el CHUP (Complejo Hospitalario Universitario de Pontevedra), para poder ser atendidos y auxiliados.

La precaria atención telefónica, no es el único problema al que se enfrenta el servicio de salud de Poio, que se encuentra en una "situación crítica". Además, el Gobierno local señala que el sistema sanitario tampoco cuenta con una adecuada sustitución de los profesionales que se encuentra de baja o de vacaciones.

Como consecuencia de esta gestión de los trabajadores del sector sanitario de Poio, se producen grandes masificaciones en las consultas, cupos desbordados, reducción de profesionales y listas de espera que, en muchas ocasiones, superan los diez días.

En la moción que se presentó se apela a la responsabilidad de la Xunta, "xa que foi o propio Servizo Galego de Saúde o que escolleu a atención telefónica como formula prioritaria, o acceso a mesma debe estar garantido. Cando se tomou esta decisión, xa tiña que estar prevista a necesidade de reforzo deste recurso. Do contrario, estamos a falar dunha improvisación grave".

Lo expuesto se recoge en el documento aprobado en el Pleno, donde también se acordó reenviar a la Concellería de Sanidad el acuerdo plenario que tuvo lugar a principios de año, en el que ya se recogían las mismas cuestiones.

Poio reclama unas mínimas garantías en su sistema sanitario
Comentarios
ç