Jueves. 20.06.2019 |
El tiempo
Jueves. 20.06.2019
El tiempo

La Policía Local descarta que el atropello de A Barca fuese debido a una imprudencia

El paso de peatones por el que cruzaba la herida está situado a la altura del número 32 de la avenida de A Barca y apenas es visible. GONZALO GARCÍA
El paso de peatones por el que cruzaba la herida está situado a la altura del número 32 de la avenida de A Barca y apenas es visible. GONZALO GARCÍA

El atestado constata que la menor cruzó el vial en un paso para peatones y que la falta de visibilidad pudo ser un factor determinante ▶ La joven se mantiene estable tras haber sido intervenida quirúrgicamente en Santiago de las lesiones sufridas en el accidente

La lluvia y la falta de visibilidad son los factores que baraja la Policía Local de Poio como condicionantes del atropello que sufrió una menor, de 12 años de edad, la mañana del pasado lunes a la altura del número 32 de la avenida de A Barca, en pleno núcleo urbano de San Salvador.

Así consta en el atestado realizado por el cuerpo de seguridad, tal y como reconoció este martes su máximo responsable, Antonio Duarte, que, en principio, descarta que se cometiese alguna imprudencia que desembocase en el siniestro.

Cabe recordar que la niña fue golpeada por un camión y, posteriormente, por otro automóvil cuando se disponía a atravesar la PO-308. La Policía Local ha verificado, tras tomar declaración a varios testigos presenciales, que la muchacha utilizó el paso de peatones para cruzar el vial. "En el momento del accidente (las 8.30 horas) llovía bastante y había dos camiones en la zona, por lo que la visibilidad no era demasiado buena y eso pudo influir, pero no hemos detectado ninguna imprudencia por parte de nadie", indicó Duarte.

Tras ser golpeada por los dos vehículos, la muchacha acabó tendida debajo del camión y tuvo que ser auxiliada por los Bomberos. Posteriormente, fue trasladada al Hospital Provincial, donde fue estabilizada y, posteriormente, fue llevada a un centro de Santiago de Compostela. Fuentes consultadas aseguraron el martes que, tras ser intervenida quirúrjicamente en la capital de Galicia, la joven se mantenía estable, dentro de la gravedad de las lesiones.

EL SINIESTRO MÁS GRAVE. Por su parte, el jefe del cuerpo policial de Poio confirmó que el del pasado lunes fue el accidente de tráfico más grave registrado en lo que va de año. "Hasta ahora habíamos tenido varios siniestros, pero solo con un herido de cáracter leve en A Barca", indicó.

Los datos que maneja el cuerpo de seguridad municipal corroboran que el tramo de la PO-308 que atraviesa el centro de San Salvador es escenario habitual de accidentes de tráfico. Así consta en un informe correspondiente a 2018. El documento hace mención a medio centenar de incidencias registradas en la avenida de A Barca (32) y Andurique (18), en los que precisaron de asistencia médica tres personas. "En general, se trata de colisiones por alcance que se reducen a daños materiales, porque son zonas en las que el tráfico es muy denso, por lo que los coches circulan a una velocidad muy reducida", explica Antonio Duarte.

El atropello de la joven se produjo menos de nueve meses después de que la Corporación municipal de Poio aprobase, en el Pleno de septiembre de 2018, una moción, impulsada por el PSdeG-PSOE, en la que se instaba a la Consellería de Mobilidade, titular de la PO-308, a impulsar conjuntamente con el Concello un convenio que sirviese para adoptar medidas que reforzasen la seguridad viaria en el tramo que atraviesa el núcleo urbano de San Salvador.

El documento, que contó con el respaldo de todos los grupos de la Corporación, proponía también que se retomase el proyecto de la carretera alternativa de O Vao, ya que su construcción ayudaría a aliviar la aglomeración de tráfico tanto en A Barca como en Andurique.

El Concello avisó en enero a la Xunta de la inseguridad vial en el punto del accidente

En este mismo semestre el Concello de Poio, con un informe en mano de su Policía Local, se dirigió a la Xunta para advertir de la situación de inseguridad vial que hay en el primer tramo de la Avenida de A Barca y también, en concreto, en el lugar en donde se produjo el accidente.

En la jornada del martes, en un comunicado del edil de Seguridade Cidadá e Mobilidade, Xosé Luis Martínez Blanco, se dan los datos concretos sobre el informe elaborado por la Policía Local, con fecha de 11 de enero, y el posterior oficio remitido desde el Concello a la Axencia Galega de Infraestruturas, con fecha del 14 del mismo mes. En dicho oficio, indica el concejal, además de datos se incluyeron fotos, y entre ellas, la del paso de peatones en el que se desarrolló el suceso del pasado lunes.

En concreto, la Policía Local señala las deficiencias en el pintado vial de toda la zona, principalmente en los pasos de peatones y en las líneas de división de la rotonda de A Barca, que lleva a un mal uso de la misma. Además se subraya que existe una iluminación insuficiente del tramo, entre otras. La petición de mejora subraya además que los hechos son constitutivos de un mayor peligro, al tener en cuenta la densidad de tráfico que soporta la carretera, que la Policía cifra en unos 15.000 vehículos al día, lo que sería cinco veces superior a la media gallega.

El comunicado incluye una copia del oficio, puesto que la AXI indicó inicialmente que no había constancia en su departamento de dicha petición, y también una lista con otros cinco puntos negros de accidentes de tráfico en la misma PO-308.

La Policía Local descarta que el atropello de A Barca fuese debido...
Comentarios