miércoles. 25.11.2020 |
El tiempo
miércoles. 25.11.2020
El tiempo

El Concello de Ponte Caldelas logra rescatar el Balneario

Infografía del uno de los tres proyectos del hotel balneario, a orillas del Verdugo que fracasaron por problemas urbanísticos hace diez años.
Infografía del uno de los tres proyectos del hotel balneario, a orillas del Verdugo que fracasaron por problemas urbanísticos hace diez años.

El Sareb acepta una oferta del Concello de unos 225.000 euros por la parte rústica de la parcela que fue de El Bosque Advance y los manantiales ► En una fase posterior se desarrollarían piscinas termales como las de Outariz o A Chavasqueira 

El Concello de Ponte Caldelas quiere luchar por mantener viva la historia termal del municipio y parece dispuesto a agotar todos los cartuchos, incluso el del rescate de las aguas termales y la búsqueda de una nueva forma de explotación. 

El Sareb confirmó el cierre de una operación de compra por parte del Gobierno tripartito, tras el fracaso hasta ahora de todos los intentos de vender el proyecto completo. Así, tras una larga negociación cerrada en las últimas horas, el Concello habría logrado hacerse con el suelo por unos 225.000 euros.

Según las fuentes consultadas, el Concello apostaría por un formato similar al de las Termas de Brandariz, que facilitaría el disfrute de las aguas minero-medicinales en piscinas al aire libre  

Con esta parcela se tratará de poner en marcha un proyecto de explotación termal que resultaría compatible con la tipología de la citada parcela. Precisamente, el hecho de contar con una parte de suelo rústico (posteriormente, con los cambios en la Lei do Solo, de protección de aguas) ha sido el freno para el desarrollo de las múltiples versiones del proyecto de explotación privada de las aguas termales.

En este caso, según las fuentes consultadas, el Concello apostaría por un formato similar al de las Termas de Brandariz, que han elegido ya otros municipios y que facilitaría el disfrute de las aguas minero-medicinales en piscinas al aire libre. 

Aunque el tripartito caldelano no ha hecho públicos aún sus planes con respecto a este proyecto, los trabajos se encuentran en pleno proceso de desarrollo y, de hecho, la polémica generada en la villa con la reciente propuesta de humanización de la Praza de España y reordenación del tráfico ha acabado por destapar las principales líneas de este plan. 

ESPACIO DE APARCAMIENTO. Así, el Concello se propone crear unas 260 plazas de aparcamiento en el centro de la villa. Con ello, se restituirán los cerca de 40 espacios que inicialmente iban a desaparecer en la Praza de España, y se ampliaría la bolsa de párking en toda la zona. Doscientas de las plazas se van a situar en la zona de la Avenida de Vigo, pero en el tramo en el que se acaban las edificaciones (donde, por la proximidad del río, el suelo no es urbano y solo existe la construcción en ruinas del balneario). Ante las dudas de los vecinos, el alcalde, Andrés Díaz, realizó varias reuniones con más de 60 comerciantes y taxistas y en alguna de las mismas, ante las dudas que generaba la utilidad de 200 plazas en un extremo periférico de la villa, se habría podido conocer algún esbozo de la idea de rescatar el balneario.

Una vez superada la fase de compra (hay una confirmación por escrito, pero queda por delante toda la tramitación para formalizar la venta), el plan tendría que superar todavía un largo proceso administrativo


Muchos de los vecinos de la villa del Verdugo, sin embargo, se preguntan cómo es posible que el Concello compre este inmueble, si la finca, la construcción en ruinas y el proyecto -en manos del Sareb- siguen contando con un precio de mercado desorbitado. La clave está, precisamente, en las grandes dimensiones de esa parcela. 

Así, según ha podido saber Diario de Pontevedra, el Concello preparó una oferta por parte del suelo en la que figuran los manantiales pero no la construcción en ruinas. De este modo, el Sareb tuvo que decantarse por una segregación para proceder a la venta del área  que se le solicitaba, en lugar de  mantener el conjunto de construcción y parcela. 

FRACASO DE SUBASTAS ANTERIORES. El activo completo había salido al mercado con un precio de 1,4 millones de euros inicialmente, y después de que las primeras empresas privadas descartasen la compra dado el elevado nivel de inversión exigido, la segunda subasta partió con un precio de 500.000 euros que tampoco logró atraer compradores. Finalmente, la entidad municipal desembolsará algo más de 225.000 euros para contar con el suelo donde podría explotar las aguas termales. 

Una vez desarrolladas las instalaciones, se baraja que éstas puedan ser gestionadas mediante alguna fórmula de concesión.


Una vez superada la fase de compra (hay una confirmación por escrito, pero queda por delante toda la tramitación para formalizar la venta), el plan tendría que superar todavía un largo proceso administrativo, puesto que se debe redactar el proyecto para el desarrollo de las instalaciones balnearias, en formato de piscina al aire libre, y someterlo a los correspondientes informes.

CONCESIÓN. En el caso de superar este escollo, la siguiente fase sería la construcción de la instalación, algo de cuya promoción podría encargarse también la Administración municipal, según la hoja de ruta inicial, y que podría contar con la ventaja de los múltiples ejemplos de termas al aire libre que hay en el entorno de Ourense, donde sí ha habido permisos autonómicos para las piscinas termales.
Una vez desarrolladas las instalaciones, se baraja que éstas puedan ser gestionadas mediante alguna fórmula de concesión.

El principal objetivo del plan es el de mantener viva la historia  del municipio y hacer de los manantiales que dan su nombre a la villa un reclamo de primer nivel del que podrían beneficiarse tanto los propios vecinos como los visitantes llegados de distintos puntos de Galicia.

Problema actual: Un expediente por la parte en ruinas 

Aunque los detalles del plan para rescatar las aguas termales de Ponte Caldelas estén aún por desarrollar, el futuro de los manantiales dependía en gran medida de que el Sareb aceptase vender esta parcela. Hasta el momento el tripartito de Ponte Caldelas no había tenido suerte con el llamado banco malo, al menos en lo referente al mantenimiento de la ruina construida en la parte urbana de la parcela. El estado de las instalaciones afea el entorno, pero, más allá de eso, es un peligro, puesto que, cada vez que se cae una de las vallas perimetrales, se puede comprobar que hay un desnivel de metros y varias columnas rematadas en hierros oxidados al fondo.
Obra del balneario abandonada
El Concello ha abierto un expediente urbanístico para que se tome la decisión de derribar la ruina y asegurar la zona, o se complete la obra para la que se le concedió la licencia al promotor original. Este expediente fue iniciado en el mes de noviembre de 2016 y concedía seis meses al banco para iniciar las obras y otros tres años para terminarlas. 

La historia del Balneario... a lo largo de 130 años
1888: Las aguas de los manantiales termales de Ponte Caldelas logran la calificación de minero-medicinales.
1900: Las termas reciben un reconocimiento por su calidad en la Expo Universal de París.
1910: La edificación del Balneario, una de las más reputadas de la provincia, que motivó parte del desarrollo de la villa, arde por completo en un incendio.
1947: Las ruinas pasan a manos de Gregorio Estévez, que reconstruye el edificio principal como hotel y restaurante. El inmueble pervive con ese uso hasta el año 2003, cuando es comprado por El Bosque.
2008: Las obras del nuevo balneario se parans por falta de fondos, tras perder El Bosque el crédito de 10 millones de euros por problemas con la licencia.
2009: El proyecto consigue la licencia definitiva, pero el activo ya está en manos del Sareb.
2018: El Sareb vende la parcela al Concello caldelano.

El Concello de Ponte Caldelas logra rescatar el Balneario
Comentarios