jueves. 15.04.2021 |
El tiempo
jueves. 15.04.2021
El tiempo

El PP, a 45 votos de recuperar su undécimo escaño en la provincia, confía en el Cera

2020071412235638090
Colegio electoral situado en el Pazo da Cultura. DAVID FREIRE
El recuento del voto de residentes ausentes, el próximo lunes, podría dar a Alberto Pazos (PP) el puesto de Noelia Otero (PSdeG)

Eran las 2.30 horas de la madrugada del lunes cuando la web oficial de la Xunta actualizaba los resultados de las elecciones autonómicas con el 100% del escrutinio realizado. Fue entonces cuando se pudo confirmar el reparto de escaños en la provincia de Pontevedra y que el PP, con diez, perdía el undécimo que había estado tres horas bailando entre su cesta y la del PSdeG-PSOE. La periodista viguesa Noelia Otero, número seis de su candidatura, entraría en el Hórreo, pero los populares se quedaron a solo 45 votos de recuperar el puesto para el abogado redondelano Alberto Pazos Couñago.

Fue un punto seguido para una noche de emoción, aunque el capítulo final se escribirá el próximo lunes, 20 de julio. Será entonces cuando se realice el recuento del Censo de Residentes Ausentes (Cera) o voto emigrante.

Y en las filas del PP admiten que, aunque está "muy ajustado", tienen elevadas posibilidades de rescatar ese undécimo escaño al haber quedado a solo 45 votos de lograrlo el propio domingo.

En Galicia fueron 12.359 electores del Cera los que solicitaron el sufragio, según los datos publicados a finales de junio por el Instituto Nacional de Estadística (INE), recogidos por Europa Press. A todos ellos se les aceptó la petición. Esta cifra es prácticamente la mitad que en los comicios de 2016 y ya anticipaba la participación más baja de la emigración gallega en todos los procesos que se han celebrado desde el año 2000.

De este número, a la provincia de Pontevedra le corresponden 3.496 solicitudes (aunque el Cera asciende a 134.064 personas), a las que hay que sumar otras 30 de residentes temporalmente en el extranjero. Por países, a nivel gallego, la mayoría de las peticiones procedieron de Cuba, Suiza, Argentina, Venezuela y Alemania.

NERVIOS RELATIVOS

Uno de los protagonistas involuntarios de la intriga electoral fue Alberto Pazos Couñago, número once en la candidatura provincial del PP, quien deberá esperar al lunes para saber si entrará en el Parlamento aupado por sus votantes. ¿Pasó nervios durante el recuento? "Los habituales de cualquier noche electoral", admitió ayer.

En realidad, aseguró, "me preocupaba más como secretario de Organización del PP gallego que como diputado número once" y "aclarado ya que íbamos a tener mayoría absoluta, lo otro es una cuestión circunstancial. Habrá que esperar al recuento definitivo y caerá o no, pero no va a empañar el logro de la mayoría absoluta. Son unos nervios muy relativos".

"Me preocuparía si supusiese la diferencia entre tener o no la mayoría absoluta; aun así sería el premio a una gran campaña"

De este modo, Couñago espera "con absoluta tranquilidad" el recuento del lunes, "muy satisfecho" con el resultado del 12-J y la mayoría absoluta de su partido. "Me preocuparía si supusiese la diferencia entre tener la mayoría absoluta o no, pero esto no pasa casi de ser una cuestión incidental". Aun así, "no deja de ser curioso que nos estemos disputando un escaño por 45 votos", un ejemplo claro de que cada sufragio cuenta. "Es algo que repito muy a menudo, porque he tenido compañeros que perdieron alcaldías por un puñado de votos. A veces nos perdemos en cifras de miles y se diluye la importancia del voto de cada uno". En todo caso, apostilla, "me gustaría obtener ese escaño definitivamente", pues "es el premio a una campaña electoral magnífica".

Couñago, en todo caso, acabará previsiblemente en O Hórreo aunque no obtenga el escaño el lunes. Ocurrió en 2016. Entonces concurrió como número 13 y aunque el PP obtuvo once actas, se convirtió en diputado dos meses después tras dejar la Dirección Xeral de Administración Local y de que varios integrantes de la lista dejaran sus escaños para ocupar diversos cargos en la Xunta de Galicia.

Un desajuste entre papeletas y votantes retrasó el volcado de datos en Sanxenxo 
¿Pero qué ocurre en Sanxenxo para que el escrutinio continúe parado entrada ya la madrugada? Acostumbrados a un recuento rápido, quienes estaban pendientes de los datos en la noche electoral no daban crédito a lo que veían en la página web oficial de la Xunta. 

Pasaba de la una de la mañana y todos los concellos tenían el 100% del voto escrutado. Todos menos Sanxenxo, donde la cifra se quedó inmóvil en el 93,24%, lo que impedía dar el resultado definitivo en Galicia y confirmar el destino del último escaño en liza en Pontevedra. La web no se actualizó hasta las 2.30, adjudicándolo al PSdeG. El motivo, algún desajuste entre papeletas y cifras de votantes que retrasó el volcado de datos y que no tuvo mayor incidencia.

El PP, a 45 votos de recuperar su undécimo escaño en la provincia,...
Comentarios
ç