El PP vilaboés pide auditar la 'Cuenta 555' justo antes de su encaje legal

Los populares quieren saber el origen de todos los gastos corrientes sin justificar entre 2003 y 2009

El alcalde de Vilaboa, en un pleno. RAFA FARIÑA
photo_camera Un pleno en el Concello de Vilaboa. R. FARIÑA

Polémica en Vilaboa antes de la celebración de un Pleno extraordinario en el que el Gobierno Local quiere aprobar   dos modificaciones de crédito, una para diversas obras y otra destinada a enmedar una situación contable complicada en la que está inmerso el Concello desde hace dos décadas.

Se trata de la Cuenta 555, un apartado del Presupuesto Municipal destinado a asumir gasto corriente en el que se han ido acumulando pagos sin justificar hasta una cantidad de cerca de 660.000 euros en dos décadas. 

El PP ha mostrado su rechazo a la existencia de una cuenta sin justificar de este calibre y ha pedido que se audite este apartado y se desglosen los gastos: quieren saber cuáles tienen factura, cuáles no y a qué se debe cada cargo.

El equipo de Alberto Acuña considera "muy ilegal" esta situación y afirma que "la propia interventora indica en su informe que es una situación de nulidad de pleno derecho y pagar facturas sin consignación presupuestaria es un delito". 

Ese informe de Intervención, según el PP, señala que entre los años 2003 y 2009 se hicieron pagos por importe de casi 660.000 euros sin control fiscalización, ni asignación presupuestaria.

Añaden que en el 2003 el saldo deudor era de 817,47 euros y fue incrementándose hasta los 659.315,91 euros en 2009. "¿Qué pasó entre 2003 y 2009? ¿En que gastaron ese dinero sin ningún tipo de control ni fiscalización?", apuntan. 

La cuestión es que la Cuenta 555 ha existido durante las dos últimas décadas y su solución legal podría llegar en el próximo Pleno, mediante la aprobación de una modificación de crédito con la que se destinarían los cerca de 660.000 euros de Remanente de Tesorería a este apartado. Tal y como señala el alcalde, la cuenta es el fruto de haber ido acumulando pagos inesperados y de difícil solución sin darles el encaje normativo. "Nesa conta hai de todo, desde facturas de gasoil, ata achegas para eventos, viaxes, obras, cuestións que se foron afrontando e pagando no seu día aos proveedores e que non quedaron ben documentadas. A lei esixe que se dea unha solución a esta acumulación, pero é unha solución contable, que non vai xenerar a perda económica porque non houbo impagos. Só se trataría de cambiar de sitio a partida económica".

Para ello, el Concello, a través de Intervención, se dirigió a la Intervención General del Estado, al IGAE y a la Secretaría General de Intervención Municipal. Todas las instancias son las que resuelven que se recurra a esta fórmula. En los informes, además, se atribuye a la escasez de personal del Concello y a la constante rotación en los puestos de Intervención y Secretaría, la dificultad para acreditar la mayor parte de las entradas que componen el grueso de esta partida. 

El alcalde mostró su descontento con la idea del PP, que, en sus palabras, "no seu afán de facer política con calquera cousa, fai da anécdota a noticia, convertendo un simple movemento contable nun caso digno de Scotland Yard. Esta é unha situación que non vai supoñer merma ningunha para o Concello, son facturas xa  recoñecidas e pagadas, so pendentes dos axustes contables necesarios, e que por fin, este Goberno vai asumir no seu afan de deixar as contas máis claras e saneadas. O PP por desgracia sigue na usa política de canto peor mellor, pero mellor só para ninguén".

Comentarios