miércoles. 18.09.2019 |
El tiempo
miércoles. 18.09.2019
El tiempo

Reencuentros con la Vía Láctea

Numerosas personas en el exterior del Observatorio de Cerdedo-Cotobade, el sábado. ASOCIACIÓN ASTRONÓMICA SIRIO
Numerosas personas en el exterior del Observatorio de Cerdedo-Cotobade, el sábado. ASOCIACIÓN ASTRONÓMICA SIRIO

La Asociación Astronómica Sirio celebra su vigésimo aniversario con varias jornadas de puertas abiertas ▶ 120 personas se dieron cita el sábado en el Observatorio de Cerdedo-Cotobade

UNA de las sensaciones más intensas y emocionantes bajo el cielo estrellado se produce con Luna nueva. "Cuando no tenemos a la Luna, la mancha de la Vía Láctea en el cielo nocturno impresiona". Lo cuenta el vicepresidente de la Asociación Astronómica Sirio, Igor Piñeiro Sánchez, que este año cumple veinte años observando el cielo pontevedrés. Este apasionado de las estrellas relata que a los más jóvenes la Vía Láctea les impacta porque "casi nunca la han visto debido a la cantidad de contaminación lumínica que hay en las ciudades", y a los mayores porque se reencuentran con ella. "Muchos la habían visto de pequeños, en tiempos en los que apenas había contaminación lumínica y cuando vienen aquí vuelven a verla", añade Piñeiro.

Cada vez son más las personas que se apuntan a descubrir lo que la luz esconde. De ese aumento de afición por la astronomía dan fe los integrantes de Sirio, que el sábado pasado celebraron una jornada de puertas abiertas para conmemorar su aniversario. 120 personas subieron al monte Coirego, en Cerdedo-Cotobade, para contemplar el espacio a través del gran telescopio de la cúpula, además de utilizar alguno de los telescopios que los socios de Sirio pusieron a su disposición. "Otros compañeros explicaron a los visitantes las constelaciones", cuenta Igor. En esta ocasión, pudieron contemplar la Luna y Júpiter, aunque, "hubo bastantes nubes", lamenta el vicepresidente de Sirio.

La Luna, Júpiter o los anillos de Saturno son "las joyas de la corona"

Además de las jornadas de puertas abiertas, este colectivo astronómico organiza visitas guiadas los sábados en los que el tiempo lo permite. De hecho, el calendario de junio y julio está completo. Y tal y como cuentan desde la asociación, no solo se interesan vecinos de la comarca, sino también llegan desde otras ciudades y en verano, muchos turistas.

Contemplar la Luna, Júpiter con sus cuatro lunas y los anillos de Saturno "son las joyas de la corona". También la lluvia de perseidas de agosto es un fenómeno que atrae a muchos visitantes. "Vamos a organizar más jornadas de puertas abiertas", dice Piñeiro, que asegura que "habrá alguna sorpresilla más".

ORIGEN. La pasión de un profesor de educación Secundaria por la astronomía fue el germen de la Asociación Astronómica Sirio. En 1995 se creó el aula de astronomía en el IES Xunqueira 2, que impartía Severino Yáñez. El profesor contagió a sus alumnos su afición a contemplar el cielo nocturno y en noviembre de 1999 estos constituían una asociación de la que su profesor es también socio.

Uno de los lugares donde se reúnen para contemplar el cielo es precisamente el observatorio de Cerdedo-Cotobade que se creó en 2006, tras los incendios que arrasaron el municipio a partir de unas ayudas que concedió la Xunta para rehabilitar la zona.

La Asociación Astronómica Sirio se encarga del mantenimiento del observatorio y cuenta con las aportaciones de quienes participan en las visitas y una pequeña ayuda del Concello de Cerdedo-Cotobade.

El sábado, se sortearon entre los participantes unos calendarios con imágenes impresionantes de cielos nocturnos capturadas por cazadores de estrellas y que habían sido donados por el colectivo Ceos Galegos.

Reencuentros con la Vía Láctea
Comentarios