sábado. 04.07.2020 |
El tiempo
sábado. 04.07.2020
El tiempo

El robo reiterado de verduras a una vecina de San Xoán de Poio termina con una agresión a su dueña legítima

El huerto en el que se produjo el robo. EP
El huerto en el que se produjo el robo. EP
Sabiéndose ya denunciada, la mujer localizó a la dueña de la huerta y la agredió con un teléfono en la cabeza

Cultivar una huerta para el autoconsumo no es una actividad de exenta de riesgos. Al menos, en San Xoán de Poio, en donde una vecina que se pasó la etapa del confinamiento tratando de cultivar su huerta con distintos ejemplares de verduras, se encontró con que se las robaban en dos ocasiones y con una agresión de la supuesta autora del hurto, una vez que la denunció.

Los hechos se remontan al pasado mes de abril, cuando, por primera vez, la denunciante se dirigió a la Policía de Poio para denunciar que le faltaba una gran cantidad de verduras y plantas ornamentales de su huerta. Los agentes tomaron nota y ya en su momento anunciaron que se iniciaban las pesquisas para dar con el o la autora de los hechos.

A pesar de que el asunto tuvo eco hasta en la prensa, a la persona que sustrajo las verduras, no le impresionó que la Policía estuviese tras su pista, puesto que el pasado 8 de junio, se registró una segunda entrada en la finca de San Xoán de Poio de la que desaparecieron, de nuevo, decenas de ejemplares de plantones en pleno desarrollo. Y la dueña, de nuevo presentó la pertinente denuncia, pero en la segunda ocasión la Policía local identificó a la presunta autora de los dos hurtos y localizó los que la denunciante reconoció como sus productos de autoconsumo, y las plantas en las macetas presuntamente sustraídas. 

Los productos, apunta la Policía poiense, ascienden a un valor aproximado de 200 euros, y la lista incluye pimientos de diferentes variedades, sandías, melones, tomates, lechugas, fresas y plantas ornamentales como siemprevivas, bulbos, astromelia y lilium.

Además, el día de la identificación se dio cuenta al juzgado de que el hermano de la presunta autora, había proferido amenazas graves a los agentes de la autoridad. 

La presunta autora, vecina de Poio de 51 años, había replantado todas las verduras en su propia huerta, en un lugar discreto, en donde fueron localizadas. Sabiéndose ya denunciada, la mujer localizó a la denunciante y la agredió en la misma finca golpeándola con un teléfono en la cabeza.

Por todos los hechos, la Policía investiga a la responsable por presuntos delitos de hurto y lesiones. Las diligencias fueron entregadas en el juzgado de guardia.

El robo reiterado de verduras a una vecina de San Xoán de Poio...
Comentarios