Sale ileso tras perder el control de su coche y chocar con la bionda en Ponte Caldelas

El vehículo quedó incrustado en el quitamiedos de la PO-532
Ponte Caldelas
photo_camera El coche, empotrado en el quitamiedos de la PO-532 en Ponte Caldelas. CEDIDA

Un conductor salió ileso este viernes de un aparatoso accidente en el que se vio implicado únicamente su vehículo, que acabó literalmente incrustado en el quitamiedos de la PO-532 en el tramo de acceso a Ponte Caldelas desde Pontevedra.

El siniestro se produjo a las 14.10 horas de la tarde, cuando el vehículo, un Audi R8, salía del carril de incorporación que hay en el sentido de la marcha hacia Ponte Caldelas. A pocos metros de esta curva el coche perdió la trayectoria y salió despedido hacia el lado exterior del vial, invadiendo el otro carril y quedando incrustado en el quitamiedos.

El siniestro, que pudo verse condicionado por la presencia de grasa en la calzada y restos del chaparrón caído instantes antes, causó daños materiales al coche, aunque el conductor y unico ocupante pudo salir por su propio pie.

Aunque el vial de acceso a Ponte Caldelas es, en este tramo, muy transitado por dar entrada también a los polígonos de A Reigosa y O Campiño, la suerte quiso que ningún otro turismo o camión de transporte de material estuviese circulando en ese momento en sentido contrario, lo que hubiese complicado la situación. Eso sí, al coincidir en una hora de entrada y salida de los cientos de puestos de trabajo de ambos polígonos, decenas de conductores pudieron ver los efectos del accidente en el coche.