viernes. 15.11.2019 |
El tiempo
viernes. 15.11.2019
El tiempo

Sesenta y un veranos en Raxó

Luis Tejada y miembros de la Asociación A Laxe en el evento. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Luis Tejada y miembros de la Asociación A Laxe en el evento. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
La Asociación A Laxe condecoró a la familia Tejada por las décadas que lleva veraneando en la parroquia poiense. Varias decenas de amigos, allegados y vecinos acudieron al acto en el que varios de los protagonistas rememoraron momentos vividos en la villa

La familia Tejada y Claver recibió en la mañana de ayer una placa honorífica por sus más de 60 años de veraneo en el pueblo de Raxó, de manos de la Asociación de Veciños A Laxe. Al acto, celebrado en el Centro Cultural Xaime Illa, acudieron a recibirlos y felicitarlos decenas de familiares, amigos y vecinos que durante tantos años han compartido veranos con la familia generación tras generación.

Y es que 61 veranos dan para mucho. Como recordó Luis Tejada, en Raxó, en familia, vivieron decenas de acontecimientos históricos: un gol fantasma en el Mundial del 66; la victoria de Santana en las semifinales de la Copa Davis; los primeros éxitos de Los Bravos o la legendaria llegada del hombre a la luna hace justamente 50 años, a esa luna que "suspendida sobre la Ría nos ha acompañado en tantas noches de verano". De todas formas, acordarse de estos grandes momentos es fácil, ya sea por la periodicidad con la que se rememoran o por su trascendencia histórica.

Son los pequeños detalles los que verdaderamente logran evocar el pasado: los primeros ligues y amores estivales que se renuevan cada año, el perro del vecino y su costumbre de morder los tobillos, las tertulias de los marineros, el recuerdo de las redeiras trabajando día tras día y año tras año... En definitiva, las pequeñas cosas que pasan en un sólo lugar y en un sólo momento y que ayer revivieron varios miembros de esta familia.

PIONEROS

Esta familia, que vienen, salvo rara excepción, año tras año a este pueblo desde el 1958, primero desde Ourense "en un Seat 600 lleno de bultos y con la cocina de gas sobre el capó" y luego desde Madrid, son de los primeros veraneantes que apostaron por disfrutar de sus vacaciones en Raxó. "El pueblo ha crecido mucho, pero para nosotros sigue siento un lugar de tranquilidad y nos sirve para evocar estampas del pasado", reconoció Luis Tejada.

Por supuesto, no se olvidaron de los que tantos años han pasado en Raxó pero que ya no están: "todos tenemos en nuestras mentes familiares y amigos que nos han dejado, pero con los que hemos compartido numerosos momentos de nuestras vidas en Raxó", recordó Tejada.

Sesenta y un años en familia veraneando en Raxó. Un segundo hogar al que se espera a ir con impaciencia a medida que se acerca el verano. Como si fueran unos vecinos más.

Sesenta y un veranos en Raxó
Comentarios