jueves. 22.08.2019 |
El tiempo
jueves. 22.08.2019
El tiempo

Sobral descarta demoler el depósito de agua de A Caeira y opta por repararlo

El desprendimiento afectó a un tercio de la cubierta del tanque, que ha sido acordonado. GONZALO GARCÍA
El desprendimiento afectó a un tercio de la cubierta del tanque, que ha sido acordonado. GONZALO GARCÍA

La concesionaria elaborará un proyecto para construir nuevas paredes exteriores que sirvan de refuerzo a las actuales, tras el derrumbe que sufrió la cubierta del tanque el pasado miércoles

"Demolelo non tería sentido. Construír outro significaría que habería que ter unha parcela para facer un novo e acometer as canalizacións e iso implicaría un investimento moito maior". Así se pronunció ayer el alcalde de Poio, Luciano Sobral, sobre la posibilidad planteada por vecinos de hacer un nuevo depósito de agua en la zona de A Caeira, tras desprenderse "un tercio", dice, de la cubierta del actual en la tarde del pasado miércoles.

Según explicó el regidor, técnicos de la empresa concesionaria del servicio realizaron una inspección del tanque nada más producirse el derrumbe. "Non vemos que haxa necesidade de demolelo", insistió al respecto el mandatario local. La medida adoptada para por que la firma elabore un proyecto para realizar "un novo forxado" del depósito afectado, de modo que se levantarían unas paredes exteriores, paralelas a las actuales, que reforzarían las existentes.

El proyecto podría estar definido "nun mes ou mes e medio" y la construcción del refuerzo perimetral estaría lista a "catro, cinco ou seis meses" vista. Una vez ejecutada la reforma, se acordonará el depósito con una valla metálica para evitar la entrada de personas ajenas a la instalación, toda vez que se trata de una zona muy frecuentada, pues está cerca de un parque infantil y de una "carballeira". El alcalde asegura que «o suministro está garantido». El desprendimiento afectó solo a una de las dos partes en las que está dividido el depósito. La solución mientras no se repare pasa por aumentar las horas de bombeo de agua desde el segundo tanque. La antigüedad del pozo, de principios de los 70, y el tipo de construcción realizada parecen estar detrás de las causas del derrumbe. Según explica Sobral, el forjado es de cemento con ladrillo y varillas de hierro, que se fueron deteriorando, lo que provocó que cediese su cubierta.

NUEVO VIAL. La Comisión de Urbanismo celebrada el martes dio luz verde al proyecto de apertura de un vial entre las calles Río Umia y Río Sil, en A Caeira. De este modo, la mayor parte de esta última pasaría a ser de sentido único y vería ampliado el carril de circulación, pudiéndose aparcar en uno de sus márgenes.

El presupuesto de licitación de es de 134.085 euros. Se instalarán los servicios de saneamiento, abastecimiento, telecomunicaciones, pluviales e iluminación.

Sobral descarta demoler el depósito de agua de A Caeira y opta por...
Comentarios