domingo. 27.09.2020 |
El tiempo
domingo. 27.09.2020
El tiempo

"Tengo constancia de que uno de los ganadores es de Barro"

José Ramón Chaves posa en la sede pontevedresa de la ONCE. GONZALO GARCÍA
José Ramón Chaves posa en la sede pontevedresa de la ONCE. GONZALO GARCÍA
José Ramón Chaves, vendedor de la ONCE en Pontevedra, repartió un total de 315.000 euros en la comarca en premios de 35.000 euros

Después de 21 días vendiendo cupones en las calles de la Boa Vila, el vilagarciano José Ramón Chaves terminó este martes su contrato por todo lo alto: vendiendo nueve cupones que resultaron premiados con 315.000 euros en el sorteo del día 14. "No me lo esperaba para nada", reconoce entre risas de humildad este vendedor que a partir de ahora intentará seguir repartiendo suerte en su nuevo destino: Vilagarcía de Arousa.

Las nueve personas agraciadas todavía no han sido identificadas, pero quien les vendió los cupones ya sabe seguro que "uno es de Barro". Posiblemente algún premiado habite también en Pontevedra, puesto que Chaves tenía su punto de acción entre la entrada del Carrefour y calles como Michelena o San José.

No se trata de su primer premio, pero sí del más cuantioso: "El primer premio que di fue un Cupón de 200 euros, luego 1.000 euros en un Rasca y hasta ahora lo máximo eran 1.500 euros en el sorteo del Día del Padre". Cantidades que se repartieron entre Silleda y la zona de O Salnés.

BAJADA DE VENTAS. Tras dos años trabajando con la ONCE, José Ramón Chaves comprobó de primera mano cómo "las ventas han bajado mucho" a causa de la pandemia: "La gente está muy preocupada y su prioridad ya no es comprar, ni cupones ni otros productos". De hecho, durante los últimos días, posiblemente debido a las restricciones que afectan a la ciudad de Pontevedra, "se ha notado un bajón importante".

Cualquier precaución es poca y por ello las medidas de seguridad están presentes en el día a día de cualquier vendedor. Más si cabe en el caso de José Ramón, quien hace dos años se sometió a un trasplante de riñón que le obligó a abandonar su carrera como conductor de camiones. El optimismo lo mantiene intacto y confiesa: "Hay que procurar no pensar en la idea de contagiarse".

A partir del 24 de septiembre volverá a su Vilagarcía natal con la esperanza de conseguir remontar las ventas y con el deseo de que los pontevedreses que depositaron en él su confianza durante este tiempo digan: "Que vuelva el que dio el premio".

"Tengo constancia de que uno de los ganadores es de Barro"
Comentarios