domingo. 23.01.2022 |
El tiempo
domingo. 23.01.2022
El tiempo

Vilaboa, base de la economía más verde

Andrés Acuña, de Panaderías Acuña, muestra el cultivo de trigo Caaveiro. G. GARCÍA
Andrés Acuña, de Panaderías Acuña, en su parcela de Bértola, donde cultivan trigo Caaveiro. G. GARCÍA
Tres firmas de Vilaboa dan un paso más para volver su actividad más ecológica y efectiva en el año recién estrenado y se consolidan buscando formas de producir desde y para la proximidad

SOSTENIBLE, ecológico, kilómetro cero, o economía circular. Son palabras que hasta hace poco formaban parte casi en exclusiva de las páginas de color salmón de los periódicos. La evolución de tres empresas en territorio de Vilaboa demuestra que en el presente son términos del día a día que aportan un plus a los negocios. Pero implantar la filosofía sostenible en un mercado tradicional no es algo que se logre dando un giro de timón. Hay ejemplos de empresas consolidadas, como es el caso de las Panaderías Acuña, en el que este cambio "es algo que hay que ir haciendo paso a paso, no se consigue en un día". En otros, el modelo intermedio, de producción sostenible, aún sin todos los sellos de producto ecológico, es el más viable, como sucede con los cultivos de Alcrique, sus mermeladas artesanas, y ahora también la distribución de leche fresca ecológica procedente de una cooperativa luguesa. Otras firmas, como HQ Seaweed y su más conocida marca Capitán Alga, han nacido ya con una firme aspiración ecológica y este año seguirán afianzándose ya con el sello oficial, con la ayuda del GALP ría de Vigo, y dan sus primeros pasos desde Santradán.

Trigo "Kilómetro 0"

Andrés Acuña, uno de los máximos responsables de Panaderías Acuña, comprobó este jueves el estado de su parcela de 4.000 metros en Bértola. El campo acaba de ser roturado y abonado y en dos semanas sembrarán trigo. Se trata de la segunda vez que esta empresa cultiva trigo autóctono, de la variedad Caaveiro en el terreno. "Solo recogemos 500 kilos de cereal, pero es nuestra forma de hacer ver que Acuña emplea este trigo, pues el resto lo traemos de Xinzo de Limia, en donde empezaron con este cultivo hace cuatro años".

Con Caaveiro, y con otra variedad molida en Melide, Acuña saca sus series de Pan KM0, Pan de Montaña y Pan de Pedrouzo, con 24 horas de fermentación. Son hornadas de poco más de cien piezas al día con las que la firma, que se mantendrá como obrador artesanal incluso con su futuro traslado a la gran nave que ha empezado a construir en Barro, reivindica el valor de las recetas tradicionales y de proximidad. "No solo defendemos el trigo autóctono, aunque nuestra realidad es que necesitamos grandes cantidades de harina que procede del mercado internacional, sino que tratamos de promover la compra de proximidad en todo lo que podemos", recuerda Andrés Acuña.

Y ese todo incluye desde las cebollas cultivadas en Galicia (desde Vila de Cruces) a los productos de huerta, que "siempre que se puede, son de procedencia local o nacional". La carrera por hacer la producción más sostenible ha llevado incluso a que la firma tenga certificados todos sus consumos energéticos como energía verde.

Andrés Acuña, de Panaderías Acuña, muestra el cultivo de trigo Caaveiro. G. GARCÍA

Autóctono: Pan de Acuña con trigo de casa
Acuña es una empresa familiar fundada por vilaboeses y el cultivo de 4.000 metros de trigo Caaveiro en Bértola recuerda este origen y reivindica el valor de los cultivos de proximidad, que permiten ofrecer variantes tradicionales de pan, como el de Pedrouzo, el Pan de Montaña o el Pan KM 0.

Leche desde Palas de Rei

Desde hace unos días en el local de la cooperativa Alcrique, en Vilaboa, hay una nevera nueva para la leche. Se trata de botellas procedentes de la cooperativa Sen Máis, de Lugo, que produce a través de dos granjas de Palas de Rei. "Xa tiñamos gañas de ter este produto, pero o leite é un produto fresco, así que a maior parte do que vendemos é por encargo", afirma Carlos Acuña, responsable de esta iniciativa, que está teniendo buena acogida.

La leche de proximidad llega los martes, en el transporte de vuelta que esta empresa de cultivos ecológicos realiza tras vender sus propias verduras en el mercado de Santiago. Los miércoles puede comprarse en la tienda, que es la parte física de este proyecto "e na que tentamos ter cada vez máis variedade de produtos de proximidade".

La tienda física, en Paredes, acoge también otra de las facetas más destacadas del plan de negocio de Alcrique, la producción de mermeladas. En apenas nueve meses, las cosas han ido muy bien en esta faceta de la producción, basada también en los productos de proximidad. "Na feira de artesanía de Nadal comprobamos que a xente coñecía as marmeladas e neste tempo expandímonos por Pontevedra, Vigo e Santiago. Temos bastante demanda e de producir cinco sabores chegamos a oito. E tamén cebola de Vilaboa caramelizada, que está a ter éxito. De feito, quedamos sen stock!", resume el productor vilaboés.

Alcrique también seguirá con la crianza de vacas cachenas en montes de Santa Cristina, con la que contribuye a eliminar riesgo de incendios, y con sus cultivos, que distribuye en mercados y tiendas de alimentación de Pontevedra.

Empresa Alcrique Vilaboa leche

Variedad: Alcrique amplía su oferta en eco
Además de vender lo que ellos cultivan y la mermelada que fabrican y envasan, Xacobe y Carlos, de Alcrique, han dedicido dar el salto a ampliar la oferta de su tienda física de Paredes distribuyendo leche de la cooperativa lucense Sen Máis, que llega los miércoles en formato entera, desnatada y sin lactosa.

30 toneladas de algas al año

La historia de HQ Seaweed y de su marca más visible, Capitán Alga, comienza con un estudiante de Comercio Internacional, Sergio García, al que las algas solo le habían llamado la atención de niño, por el estorbo que suponían al ir a pescar con su padre. Pasados los años, y buscando su oportunidad en el sector de la alimentación, Sergio encontró un posible socio que quería importar algas, "y de este modo me vi comprando un neopreno para ir a recogerlas yo mismo", explica.

Ahora, poco tiempo después, con una sede en Santradán y otra en Vigo y varios empleados procesa 30 toneladas de algas al año para exportar. "Inicialmente, carecíamos de sello de producción ecológica, pero ahora lo tenemos y esto nos permite tener más demanda".

HQ Seaweed cuenta con un plan de producción aprobado por la Xunta y se coordina con el Intecmar y el Igafa para escoger las zonas de extracción con las aguas más puras (como las de cerca de las bateas). La firma, procesa Kombu, Codium, Spaguetti de Mar, Lechuga de mar y Wakame para venderlo en Bélgica, Francia, Alemania e Italia, pero también es posible encontrar packs de Capitán Alga en tiendas de Frutas Nieves, por ejemplo, y bajo esta marca luchan por entrar en la gastronomía gallega.

Además, el Galp Ría de Vigo ha concedido una ayuda de 6.700 euros a la empresa para mejorar su producción.

HQ Seaweed Capitán Alga Vilaboa

Capitán Alga: De los mejores huertos del mar
La firma de Sergio García nació con el plan de abastecer a un cliente europeo y en la actualidad distribuye en cinco países de la UE. Su oficina está en Santradán y las algas proceden de Cangas, Domaio, O Grove o A Illa, aunque aspiran a realizar todo el proceso del producto en Vilaboa y vender más en Galicia.

Vilaboa, base de la economía más verde
Comentarios