martes. 25.01.2022 |
El tiempo
martes. 25.01.2022
El tiempo

La Xunta ejecutará el derribo de la casa si López Patricio no realiza la demolición él mismo

Primera guardia nocturna cerca de la casa afectada de Vilaboa. RAFA FARIÑA
Primera guardia nocturna cerca de la casa afectada. RAFA FARIÑA

Los vecinos de Cobres llenan una parcela de tiendas de campaña para poder vigilar la vivienda por la noche y realizan la primera guardia nocturna ▶"Que a Aplu me dea un ano de graza para facer o proxecto de derrubo", responde el afectado a Medio Ambiente

Por muchas guardias que se hagan en la puerta de la casa de Enrique López Patricio y por muchas lágrimas que derramen él, su familia o incluso el alcalde, la vivienda será demolida. Este es el resumen del comunicado emitido este martes por la Consellería de Medio Ambiente ante el revuelo montado en O Muíño, Santa Cristina de Cobres, para evitar que se ejecute la sentencia que obliga a devolver la parcela a la legalidad, dentro de la línea de afección de Costas, haciendo desaparecer la vivienda.

La Consellería firma un comunicado en el que explica que se ha respondido por escrito a la petición presentada por el titular de la casa, en la que solicita permiso para proceder él mismo a la demolición. El departamento autonómico indica que "salvo que o interesado proceda á demolición íntegra e inmediata da edificación antes do inicio das obras por parte da Aplu, a Xunta está obrigada a seguir adiante co derribo para dar cumprimento a unha sentenza xudicial firme".

Así, el comunicado insiste en que el mandato de los tribunales ha de cumplirse sin admitir más aplazamiento que los nueve años transcurridos entre el fallo que da carácter de definitiva a la sentencia y el momento actual. "Os traballos de demolición desta vivenda foron encargados pola Aplu a raíz dunha sentenza do Tribunal Superior de Xustiza de Galicia do ano 2009. O fallo xudicial establece que a casa foi construída ilegalmente e ordena á Administración que proceda á súa demolición".

Primera guardia nocturna cerca de la casa afectada de Vilaboa. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Un momento de la guardia. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
 

Medio Ambiente indica que en estos nueve años López Patricio no dio señales de querer demoler la casa, motivo por el que se contrató la demolición. "Ante a notificación recibida hai uns días por parte do propietario indicando a súa intención de acometer o derrubo, cómpre lembrar que a Xunta xa ten adquiridas unhas obrigas contractuais coa adxudicataria do contrato, que segundo o proxecto de demolición estima unha duración máxima de 15 días", señalan.

La Administración debe cumplir esas obligaciones, pero no puede impedir que la casa aparezca demolida, tal y como reconoce el mismo texto. "A Xunta está obrigada a cumprir estes prazos tanto para a execución da sentenza como en cumprimento do contrato coa adxudicataria. En calquera caso, esta situación non impide que el mesmo poida proceder á demolición íntegra e de forma inmediata da vivenda, sempre e cando o faga antes do inicio das obras por parte da Aplu".

La Consellería recuerda que "os particulares poden acometer voluntariamente a demolición das súas edificacións ilegais antes de que a Administración dea comezo aos traballos".

El comunicado, en el que la Xunta hace ver que es "consciente" de la sensibilidad social que hay en Vilaboa con respecto al urbanismo "cun PXOM en trámite desde hai máis de 13 anos e varios expedientes abertos por infraccións neste ámbito", señala que en los próximos días los técnicos de la Aplu se presentarán en la casa para realizar la primera comprobación: que la vivienda está vacía, sin inmuebles, "e se, tal e como sostén o propietario, xa comezou certos traballos de derrubamento que imposibilitan o seu uso como residencia".

"NON SEN PERMISOS". La respuesta no fue muy bien acogida este martes en el seno de Salvemos Vilaboa, una plataforma que está engrosando sus filas en las últimas jornadas con más adeptos dispuestos a actuar ante la amenaza inminente que se cierne sobre la casa. El dueño de la vivienda y portavoz de la asociación explicó que "de momento, aínda que a Xunta di que me notificou por escrito, eu non recibín nada".

A su vez, respecto al contenido del comunicado aclara que "non hai nada novo salvo o de que me darían permiso para derrubar. O que non din é que ese permiso para demoler pedino por primeira vez hai sete anos. Por que non me contestaron hai sete anos? Agora queren que tire todo abaixo de repente, sen proxecto? Que me dean un ano para facer o plan e pedir os permisos. O que non lembran é que como particular non podo facer esta actuación sen o permiso do Concello. A Aplu pode, pero eu non son ningunha administración".

El afectado, que descarta actuar más por su cuenta salvo lo ya demolido (una planta de la casa carece de ventanales y esta ha sido vaciada por completo), ya reside de alquiler en otro punto de Cobres, aunque no renuncia a paralizar la actuación, que, tal y como claman sus vecinos, "é unha inxustiza" y "deixará a unha persoa sen a casa para a que traballou toda unha vida e sen nada".

Coches de la Guardia Civil en la vivienda de Vilaboa. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Coches de la Guardia Civil en la vivienda de Vilaboa. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
 

Para ello seguirá contando con la plataforma, que el martes, en el segundo día de concentración, demostró gran capacidad de organización. Tras iniciar el día con una guardia suave, la presencia de Guardia Civil, cuyos coches patrulla circularon por los viales interiores de O Muíño con frecuencia y la sospecha de que se podría estar acercando la maquinaria de la constructora, decidieron reforzar la concentración. Un par de fuegos de artificio lanzados al aire sirvieron para que, sin pausa pero sin prisa, volviesen a ir apareciendo los vecinos por decenas. Las personas mayores de cada casa y los jóvenes a medida que iban acercándose las horas de la comida, volvieron a llenar el acceso a la vivienda de López Patricio. En las inmediaciones se instalaron varias tiendas de campaña para dormir y se desarrolló la primera guardia nocturna "ante o medo que temos de que aproveiten a madrugada para aparecer por aquí con todo".

Luis Poceiro: "Case o 100% das casas sería legalizable co novo PXOM"
El alcalde, Luis Poceiro, se mostró este martes emocionado por la situación, llegando incluso a llorar en una intervención para la Cadena Ser en la que reconoció que "é moi duro ver como a alguén lle tiran a súa vida". Más tranquilo, Poceiro reconoció en minutos posteriores que "case o 100% das casas afectadas se podería legalizar se se aprobara o Plan Xeral".

El alcalde recuerda que se pidió "que se nos respectaran os núcleos cando se aprobou a Lei de Costas, pero como desde o ano 88 non se fixo nada, non se contestou á Lei anterior e non se presentou o que había que presentar, estamos á espera de que se aprobe o PXOM".

El regidor recordó que, además de esta, hay decenas de casas afectadas "e máis dunha vintena teñen ordes de demolición con multas coercitivas".

 

La Xunta ejecutará el derribo de la casa si López Patricio no...
Comentarios