lunes. 10.08.2020 |
El tiempo
lunes. 10.08.2020
El tiempo

Acepta cuatro años y siete meses de prisión por asaltar una casa en Nigrán

Juzgados de Vigo. ARCHIVO
Juzgados de Vigo. ARCHIVO
Ató al dueño tras confundirle con otro

Un hombre croata-esloveno, M.S., acusado de asaltar una vivienda en Nigrán y golpear y amordazar a su dueño, al que confundió con otra persona, ha aceptado una condena a cuatro años y siete meses de prisión por la comisión de delitos de robo con violencia en casa habitada y detención ilegal. 

En concreto, la vista se fijó para este miércoles en la sección quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, con sede en Vigo, pero el alcance de un acuerdo de conformidad entre ambas partes permitió que no se celebrase. 

Así, se han contemplado la agravante de reincidencia (ya fue condenado con anterioridad por un delito de robo con intimidación) y la atenuante de dilaciones indebidas para este varón. También ha sido condenado a abonar una sanción de 450 euros por la comisión de un delito leve de lesiones con la agravante de disfraz (llevaba la cara cubierta cuando cometió los delitos). 

Los hechos tuvieron lugar el pasado 15 de enero de 2018, cuando el acusado, en compañía de otro individuo no identificado, accedió al jardín de una vivienda de Nigrán y abordó y golpeó en la cara al dueño de la casa, que se encontraba alimentando a sus perros. 

Finalmente, le comunicaron que se habían "equivocado", tras lo que lo encerraron a oscuras en un cuarto de baño y abandonaron la vivienda

Posteriormente, lo arrastraron al interior del domicilio, donde le ataron las manos y los pies con cinta americana y le taparon los ojos. Además, lo amenazaron para que les entregase dinero y les desvelase dónde se encontraba su caja fuerte, ante lo que la víctima les explicó que carecía de ella y que solo llevaba 200 euros que los asaltantes le quitaron de un bolsillo. 

Además, le preguntaron "dónde guardaba la droga" y él les explicó que no contaba con sustancias en su vivienda, que estos registraron. Los ladrones también lo amenazaron para que no avisase a la Policía o a la Guardia Civil, advirtiéndole de que volverían y de que conocían datos de su mujer y de su nieto. 

Finalmente, le comunicaron que se habían "equivocado", tras lo que lo encerraron a oscuras en un cuarto de baño y abandonaron la vivienda. La víctima pudo soltarse, pero sufrió lesiones por las que renunció a exigir responsabilidad civil. 

Por estos motivos, la Fiscalía había considerado que el acusado debía ser condenado a 5 años y 9 meses de prisión y abonar una sanción de 450 euros como autor de un delito de robo con violencia en casa habitada, en concurso medial con un delito de detención ilegal; y de un delito leve de lesiones. También solicitó que se le aplicasen las agravantes de disfraz y reincidencia. 

Acepta cuatro años y siete meses de prisión por asaltar una casa en...