lunes. 09.12.2019 |
El tiempo
lunes. 09.12.2019
El tiempo

La alcaldesa, tras las protestas con heridos en Mos: "No habrá expropiaciones forzosas"

Asegura que habrá "acuerdos" de venta en los terrenos que quiere el Celta y condena los incidentes que acabaron con un vecino hospitalizado y otros dos con ataques de ansiedad

La alcaldesa de Mos, Nidia Arévalo (PP), ha asegurado este miércoles que no habrá "expropiaciones forzosas" en la parroquia de Tameiga para la construcción de la Ciudad Deportiva y complejo comercial promovido por el Real Club Celta y, aunque ha admitido que la expropiación es la "única fórmula jurídica" posible para que el proyecto salga adelante, ha precisado que "habrá acuerdos" con los propietarios de las parcelas. 

La regidora ha comparecido este miércoles en rueda de prensa, horas después de que el Ayuntamiento tuviera que suspender un acto informativo en la parroquia de Tameiga, en el que se produjeron forcejeos y en el que, según ha confirmado Nidia Arévalo, algún vecino resultó herido y otros con ataques de ansiedad. En concreto, un vecino recibió un golpe en la cabeza por el que pasó la noche hospitalizado y en observación; otros dos sufrieron ataques de ansiedad y una cayó al suelo.

Según se recoge en el informe de la Policía Local, los altercados se produjeron cuando los agentes pidieron identificarse a las personas que querían entrar en el pabellón donde iba a celebrarse la reunión.  Fue entonces cuando un grupo de personas vestidas con camisetas verdes intentó acceder al recinto sin identificarse y ahí se produjo un enfrentamiento con los agentes policiales.

Arévalo condena el altercado que obligó a suspender un acto informativo y que atribuye a unos "exaltados" 

La alcaldesa ha condenado estos disturbios, protagonizados por "40 personas que iba allí a armar follón", y que impidieron que otros muchos vecinos pudieran recibir información por parte de ella misma y de los técnicos municipales acerca del proyecto de Ciudad Deportiva del Celta. 

Arévalo ha denunciado que estas personas, que se oponen al proyecto, basan sus argumentos en "mentiras" e incluso intentan "engañar" a los vecinos, con afirmaciones como que se pagarán las fincas a un euro por metro cuadrado, que se van a asfaltar 900.000 metros cuadrados de monte, o que los vecinos "se van a quedar sin agua". Según ha subrayado, habrá "acuerdos" en la expropiación de terrenos, como ya se alcanzaron en la zona de Pereiras, donde se pagaron las parcelas a precios de entre 12 y 18 euros el metro cuadrado. "Que el Celta compre lo que los vecinos le ofrecen", ha sentenciado.

DEFENSA DEL PROYECTO. La regidora ha defendido los beneficios de esta actuación, no solo para el Ayuntamiento de Mos, que ingresará más de 7 millones en concepto de ICIO (Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras), y un canon anual de un millón por el IBI; sino que también ha recordado que la inversión prevista supera los 200 millones, que se crearán 2000 puestos de trabajo, y se reforestarán para destinar a zona verde 400.000 metros cuadrados (la actuación se completa con 250.000 metros de zona deportiva y otros 120.000 metros de zona comercial), además de los viales, mejora de abastecimiento y otras actuaciones. 

La regidora culpa al PSOE local de defender Vigo, en lugar de Mos

Por otra parte, ha recordado que su apoyo al proyecto es conocido desde antes de las pasadas elecciones de mayo, y que el pueblo de Mos le volvió a otorgar su confianza de forma mayoritaria (gobierna con mayoría absoluta de 9 ediles).

CRÍTICAS A LA OPOSICIÓN. La alcaldesa también ha criticado a los partidos de la oposición, por ponerse del lado de "los que fueron a armar follón" y ha negado las acusaciones de falta de transparencia, recordando que los grupos municipales tienen toda la información sobre la modificación puntual del PGOM que irá a pleno el próximo lunes (y que permitirá las expropiaciones para la Ciudad Deportiva), y que se abrirá un plazo de 2 meses para alegaciones. 

Arévalo ha sido especialmente dura con el PSOE, a cuyos representantes ha acusado de "defender" antes a Vigo y a Abel Caballero (que se opone a que el Celta haga un área comercial en Mos, por el daño que causará al sector en la ciudad) que a su propio municipio. 

A ese respecto, Nidia Arévalo ha advertido de que Mos no quiere seguir siendo un "municipio-alfombra" de la ciudad olívica, y que "tiene derecho" a crecer. Además, ha señalado que "nunca" se escuchó a Abel Caballero criticar actuaciones como Porto Cabral o las zonas comerciales del Centro Vialia. "¿Eso no ataca al comercio de Vigo?", ha cuestionado. 

La alcaldesa, tras las protestas con heridos en Mos: "No habrá...
Comentarios