viernes. 28.02.2020 |
El tiempo
viernes. 28.02.2020
El tiempo

Alerta en la playa de Rande por la aparición de una granada de mortero

Imagen del artefacto. POLICÍA NACIONAL
Imagen del artefacto. POLICÍA NACIONAL
El artefacto ha aparecido en medio de unas rocas del arenal

El equipo Técnico Especialista en Desactivación de Artefactos Explosivos (Tedax) de la Policía Nacional ha retirado este domingo una granada de mortero que apareció en la playa de Rande, en el municipio pontevedrés de Redondela.

Playa de Rande, en Redondela. GSV

Según han explicado fuentes del 112 Galicia a Europa Press, el artefacto ha aparecido en medio de unas rocas de la playa y fue un particular el que alertó a los servicios de emergencias de lo que había encontrado.

El artilugio presenta "evidentes signos del paso del tiempo" y tiene inscritas unas letras amarillas en las que se lee: 4/61 M457. "Tiene unas dimensiones de aproximadamente 40 centímetros y la punta oxidada", precisa el 112.

Tras su descubrimiento cerca de las 10,10 horas de la mañana, se activó protocolo de prevención y actuación para retirar el artefacto sin causar ningún daño y en la operación se avisó a la Policía Local de Redondela y a la Nacional.

Por parte de este último cuerpo, los agentes constataron que se trataba de una granada de mortero "de uso regular en el ejército" y que, según se supone, "fue arrastrada por las mareas a la orilla".

"MÁXIMAS MEDIDAS DE SEGURIDAD". Para determinar cómo proceder con este artefacto, la Policía Nacional informa de que los Tedax realizaron en el lugar las primeras valoraciones para saber si había que destruirlo in situ o si se podía trasladar.

Finalmente, los agentes han decidido llevarse la granada para su estudio y posterior destrucción. El traslado se realizó "con las máximas medidas de seguridad", asegura la Policía, a través de material de contención que aportan "seguridad absoluta" a los ciudadanos.

De las actuaciones realizadas en el lugar se ha informado al Juzgado de guardia correspondiente.

Alerta en la playa de Rande por la aparición de una granada de mortero