David Acevedo: "Combarro es un sitio muy importante en mi vida; parte de mi historia está vinculada a él"

▶ El redactor jefe de deportes de Diario de Pontevedra será el encargado de dar el viernes (21.20 horas) el pistoletazo de salida al evento. El periodista afirma estar muy vinculado al pueblo y no pierde oportunidad para enseñárselo a deportistas de talla mundial, como la olímpica Melitina Staniouta
 
David Acevedo, jefe de Deportes de Diario de Pontevedra, recoge el galardón. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
photo_camera David Acevedo, jefe de Deportes de Diario de Pontevedra, recoge el galardón. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

DAVID ACEVEDO, redactor jefe de Deportes de Diario de Pontevedra, ha sido el elegido para dar el pregón que inaugure la Semana Cultural y las Fiestas de San Roque en Combarro en su XXXVI edición. 

¿Qué se siente en estos momentos previos a dar el pregón?

Mucha alegría. Me hace especial ilusión hacer el pregón de Combarro. Es un sitio muy bonito al que estoy muy vinculado, y no solo al pueblo, sino también a las personas. Combarro es un sitio muy importante en mi vida. Parte de mi historia está vinculada a él y no solo porque vaya de turisteo cuando viene gente de fuera, sino que en muchas ocasiones me escapo allí a descansar. De hecho el pregón va un poco sobre eso: a que las personas tenemos lugares que son nuestra casa aunque no vivamos allí necesariamente. 

¿Puede avanzar algo más de lo que será el pregón?

Va a ser un canto de amor a su historia; a su geografía, a lo importante que es para Pontevedra; a las personas, porque lo que hace realmente diferente a un pueblo son las personas; y también un canto a la época pasada cuando los lugares públicos de los pueblos eran los sitios en donde los chavales jugaban. 

El pregón va a ser un canto de amor a su historia; a su geografía, a lo importante que es para Pontevedra

Como periodista deportivo, ¿cómo ve el panorama de Combarro en ese ámbito?

Combarro tiene una parte deportiva muy importante. El Poio Pescamar, que ahora todo el mundo conoce y que está en primera nació de la peña de Combarro, que es la que organiza esta fiesta de San Roque. En el 97 yo fui de los que luchó por hacer la primera liga de fútbol femenino de Pontevedra y de los poquitos clubs que se anotaron fue el Combarro. Que ahora 20 años después este club esté en la élite es un orgullo y el pregón también irá por ahí: la época en la que éramos idealistas, inconscientes y luchábamos contra los molinos de la incomprensión. Ahora ser mujer y deportista sigue siendo difícil, pero cada vez menos. Pero no hace tanto mujer y deporte eran palabras que chocaban. 

En el 97 yo fui de los que luchó por hacer la primera liga de fútbol femenino de Pontevedra

¿Qué es lo que más le gusta de estas fiestas?

Le doy mucha importancia a que 36 años después la Semana Cultural siga en pie. Las actividades son consecuencia de la ilusión y el trabajo de personas que dedican su tiempo a los demás. El Ateneo es una entidad sin la que Combarro sería imposible de entender. 

¿Tiene alguna anécdota relacionada en Combarro?

Cuando Melitina Staniouta, la gimnasta de Bielorrusia que compitió en Río, estuvo en nuestro campus la llevamos a Combarro. Le habíamos dicho de hacer una excursión, y en principio había dicho que prefería Santiago, pero el último día de dije que si prefería cenar en el hotel o en Combarro, y se decidió por Combarro. Total, que no dejaba de hacer fotos para Instagram, decía que era el paraíso y nos dio la una de la mañana y seguíamos por ahí. Estaba absolutamente enamorada. Otra vez, el torero Víctor Puerto se estaba recuperando de una cornada y me llamó y me dijo que le llevara a Combarro a comer. Al final se vino y esa misma noche cogió un avión de regreso a Sevilla. 

Ahora está haciendo el Camino de Santiago. Esperemos que llegue a tiempo para dar el pregón.

He recortado dos días para poder llegar a tiempo. La idea era salir el 1 de agosto desde Astorga y llegar a Santiago el domingo 10, pero luego me llamaron para hacer el pregón y evidentemente no podía decir que no. Le estoy dando mucha caña: por ejemplo, antes de ayer hice 42 kilómetros de Portomarín a Melide.