domingo. 25.07.2021 |
El tiempo
domingo. 25.07.2021
El tiempo

Desarticulan una organización que vendía fármacos y que operaba desde Galicia

Material incautado en la operación GUARDIA CIVIL PONTEVEDRA
Material incautado en la operación GUARDIA CIVIL PONTEVEDRA
Galicia, Murcia y Andalucía, las comunidades en las que la organización colocaba los medicamentos

Una operación conjunta de la Guardia Civil y de la Policía Nacional ha logrado desmantelar una organización criminal que se dedicaba a la venta de fármacos sin receta y que operaba desde las localidades gallegas de Vilagarcía de Arousa y Marín, Lorca (Murcia) y Córdoba. 

Cuatro personas han sido detenidas en Vilagarcía, Lorca y Córdoba en el marco de esta operación policial, denominada Fleming-Botica, a las que se les investiga por los delitos contra la salud pública y falsedad documental. 

En los registros realizados en las cuatro localidades, los agentes incautaron múltiples fármacos, sustancias estupefacientes, 30.000 euros en efectivo y equipos informáticos. 

La investigación se inició tras una denuncia anónima presentada a través de la página web de la Policía Nacional, en la que una persona aseguraba haber sido abordada por una mujer que le ofreció la posibilidad de obtener todo tipo de medicamentos de forma ilegal. 

A modo de comercial de cualquier empresa, la mujer llegó incluso a entregarle una tarjeta con el teléfono de contacto por si en el futuro tuviera interés y le explicó que el precio de los medicamentos oscilaba entre los 50 y los 180 euros. 

Una segunda denuncia, presentada ante la Guardia Civil de Baiona, coincidía en este relato, si bien en este caso la persona aseguraba haber comprado medicamentos a esta organización y, a pesar de haberlos pagado, no los recibió jamás. 

La investigación de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado permitió encontrar la página web desde la que esta mujer ofrecía todo tipo de medicamentos de forma ilegal y sin receta, empleando un foro que compartía con sus potenciales clientes. 

Tras comprobarlo con la Agencia Española del Medicamento, los agentes descubrieron que los fármacos que esta mujer vendía estaban sujetos a prescripción médica y algunos de ellos eran incluso sustancias estupefacientes sujetos a la fiscalización internacional. 

Entre las diferentes maneras de hacer acopio de medicamentos para venderlos a terceros, la organización manipulaba digitalmente recetas expedidas a nombre de uno de sus miembros, aprovechando un tratamiento médico que estaba siguiendo. 

Esta persona modificaba fechas, nombres de facultativos y cambiaba continuamente de farmacia para llevar a cabo la adquisición de los medicamentos. 

El otro colaborador identificado en Marín era la persona que supuestamente adquiría a través de la deep web, el internet profundo, los medicamentos y otras sustancias estupefacientes para que la mujer los pudiera comercializar. 

La investigación reveló que los integrantes de esta red contaban con un perfecto reparto de tareas y que sus beneficios económicos eran bastante cuantiosos. 

Solo los fármacos intervenidos en los registros tienen un valor aproximado de unos 60.000 euros, precio al que habría que sumar sustancias estupefacientes como hachís y marihuana o los 30.000 euros encontrados en efectivo.

Desarticulan una organización que vendía fármacos y que operaba...
Comentarios
ç