jueves. 29.10.2020 |
El tiempo
jueves. 29.10.2020
El tiempo

La irrupción del coronavirus pone en jaque el programa festivo del verano

Los equinos volverán a ser rapados en Sabucedo, aunque no se celebre el espectáculo en el curro y delante del público. PATRI FIGUEIRAS
Los equinos volverán a ser rapados en Sabucedo, aunque no se celebre el espectáculo en el curro y delante del público. PATRI FIGUEIRAS
Son mínimas las posibilidades de se celebren en su formato habitual las Festas da Peregrina, y las del Albariño, el Auga y el Marisco, además de la Rapa das Bestas y la Romaría Vikinga

Los gobiernos locales y las entidades que colaboran en la organización de las fiestas de verano trabajan con una doble hipótesis: reducir la programación habitual, y que su formato sea poco más que simbólico, o la suspensión de todo el calendario.

El punto final del confinamiento para hacer frente al coronavirus y conocer las limitaciones que provocarán las medidas de distanciamiento social que serán impuestas son los dos factores determinantes. No obstante, las posibilidades son mínimas.

En el primer fin de semana de julio cortan las crines a las reses en Sabucedo (A Estrada). Paulo Vicente, presidente de la asociación organizadora, afirma que si no pudiese celebrarse con el público como testigo, esta labor sería realizada en otra fecha, al igual que su desparasitación y marcado.

PONTEVEDRA. El Concello de Pontevedra trabaja con la idea de llevar adelante las Festas da Peregrina, en agosto, y la del Santiaguiño de O Burgo, el 11 de julio, y con este objetivo avanza en el proceso de contratación de la instalación eléctrica para las atracciones.

De momento no hay nada decidido con respecto a las Fiestas del Carmen de Marín, donde este miércoles debería haber sido presentado el cartel del Marín Vivo, con Marky Ramone como estrella. "La situación nos obliga a posponer esta quinta edición para julio de 2021, pero nos congratula poder mantener el cartel confirmado", apunta su director, Néstor Nantes.

En la recta final de julio y la primera semana de agosto, entorno a 200.000 personas acuden habitualmente a la Festa do Albariño de Cambados, cuya programación no está suspendida, pero el Concello y el Capítulo del Albariño trabajan con la idea de salvar esta edición manteniendo el concurso.

Son mínimas las posibilidades de que la Praza de Fefiñáns sea el escenario de conciertos, y no está asegurada la instalación de los puestos en el Paseo da Calzada.

El Goberno local de Vilagarcía suspende la Festa da Auga, los conciertos y otras actividades de las Festas de San Roque, como el espectáculo pirotécnico.

SANXENXO. San Roque, que también se celebra en Caldas de Reis y Cuntis, tendrá que reformularse, mientras que sobre el PortAmérica no hay una decisión adoptada. El mismo interrogante planea sobre las fiestas de Sanxenxo, que tienen lugar en los meses de agosto y septiembre. De momento, el Concello no anunció decisión alguna.

El alcalde de Vilanova, Gonzalo Durán, no se hace ninguna ilusión. "El verano está perdido", dijo en más de una ocasión, y está afirmación puede aplicarse a la Festa do Mexillón e o Berberecho, al igual que al festival O Mundo do Danzar, que recorre varios municipios del norte de Portugal, y también se escenifica en Salvaterra. Las Sonatas de Otoño, un denominador que sirve para identificar diferentes propuestas musicales, culturales y lúdicas, también tendrá que ajustarse a las exigencias derivadas del distanciamiento social.

CATOIRA. El regidor de Catoira, Xoán Castaño, afirma estar a la espera de instrucciones por parte de las administraciones central y autonómica, pero reconoce que la Romaría Vikinga tampoco podrá ir adelante este año porque los barcos que acceden a las Torres de Oeste tendrían que estar casi vacíos, y en este lugar no podrían reunirse varias decenas de miles de personas para esperarlos, como acontece todos los años en el primer fin de semana de agosto. De no celebrarse, el alcalde afirmó que mantendría el mismo programa para el año 2021.

O GROVE. Las posibilidades de que se lleve a cabo la Festa do Marisco, que se celebra en O Grove en la primera quincena del mes de octubre, son del 20%, dijo su alcalde, José María Cacabelos. El regidor señaló que si su vaticinio resultase equivocado, tendrían plazo de tiempo suficiente para realizar la contratación del personal y la ubicación de las instalaciones, pero advierte de que mantener las distancias reduciría notablemente la afluencia, provocando un desfase económico que el Concello no podría permitirse.

Barrantes no homenajeará el tinto y Monte Porreiro suspende el Buen Pastor

Desde hace más de cuatro décadas, la Festa do Tinto de Barrantes es el detonante que abre el calendario de los eventos veraniegos en el primer fin de semana de junio, pero el Goberno local anunció este miércoles que no se celebrará, después de mantener una reunión con las entidades que participan en su organización.

Lo mismo sucederá en Monte Porreiro con la fiesta dedicada en este barrio de pontevedrés al Buen Pastor. Sus promotores hicieron pública la decisión y agradecieron la colaboración vecinal, además de anunciar que darán una solución a los compradores de las rifas. Los efectos del coronavirus también se hacen sentir en Marcón, y el club de fútbol no podrá llevar adelante la decimocuarta edición de la Festa da Fabada, prevista para el 1 de mayo, y en Salcedo sucede lo mismo. Tanto la XX Festa da Empanada como la de Santa Rita, programadas entre los días 22 y 24 de mayo, se caen del calendario. La abogada de los imposibles, patrona de Vilagarcía, también se quedará sin la romería que tiene lugar en esta ciudad.

Tampoco habrá batalla contra los invasores franceses en Casaldeirigo (Valga) ni las Festas de Cantodarea (Marín), aunque la comisión organizadora no descarta la vía de llevarlas a cabo más adelante e hizo pública su disposición a devolver el dinero recibido en concepto de donativos. La Feira da Ciencia de Bueu tendrá que aguardar al año próximo, mientras que el Corpus de esta localidad, con sus alfombras florales, y la presencia de entorno a 10.000 personas, tiene escasas opciones.

A las fiestas cuya suspensión está confirmada o tienen mínimas posibilidades, se suma la relación de aquellas que no llegaron a celebrarse, como sucedió en el municipio de Meis con la dedicada a la Virxe das Cabezas, en A Armenteira, la Semana Santa de Paradela y San Gregorio, patrón de esta parroquia.

Lo mismo ocurrió con la Festa da Ostra, que tendría que haberse celebrado en abril en Arcade, y la Feira de Cuspedriños, e idéntico destino fue el que corrió el maratón previsto en Campelo (Poio), las fiestas dedicadas a San José en Campolongo (Pontevedra), el carnaval de Salcedo y la Festa da Raia de Portonovo.

Tampoco se salvo la romería de San Benito de Lérez, cuyos organizadores depositan sus expectativas en llevar adelante la versión veraniega de este evento en el mes de julio.

La irrupción del coronavirus pone en jaque el programa festivo del...
Comentarios