sábado. 18.09.2021 |
El tiempo
sábado. 18.09.2021
El tiempo

Lleno en los locales de moda de Sanxenxo en la reapertura del ocio nocturno

Apertura ocio nocturno en Sanxenxo_ local Dux
El pub Dux, uno de los más emblemáticos de la noche de Sanxenxo, abrió este jueves sus puertas tras largos meses de espera por las restricciones de la pandemia. RAFA FARIÑA
Sanxenxo y Portonovo se convirtieron este jueves en el epicentro de la movida en las comarcas de O Salnés y Pontevedra, con todas las medidas de seguridad, ante el cerrojazo de la capital y otras localidades 

Sanxenxo vuelve por sus fueros. Nunca dejó de ser la capital turística de las Rías Baixas en el período estival. Tampoco perdió el bastón de mando en lo que a ocio nocturno se refiere en esos meses. Sin embargo, y cuando la competencia del casco vello pontevedrés comenzaba a repartir los clientes entre ambas poblaciones, las restricciones impuestas por la Xunta con la excusa del brote mallorquín han devuelto el foco a la villa costera.

La noche del 1 de julio, largamente esperada por empresarios de la hostelería y por miles de ciudadanos ávidos de tomarse unas copas después de cenar, puso de manifiesto las ganas de todos ellos por retomar la normalidad. Y puso en tela de juicio, junto a ello, la decisión de las autoridades de restringir la actividad en la ciudad del Lérez, en Poio y en varias localidades más, empujando a quienes buscaron disfrutar de la primera noche de fiesta hacia el mismo lugar, multiplicando, de tal modo, el riesgo de un nuevo brote de coronavirus.

Miles de personas ya están en Sanxenxo (y en Portonovo) estos días. Muchos en sus segundas residencias, otros en apartamentos turísticos y en hoteles. Una población que ronda las 100.000 personas en julio y agosto recibió este jueves a jóvenes del resto de O Salnés y de la comarca de Pontevedra.

Para acogerles, los empresarios de los locales más conocidos dedicados al ocio nocturno pusieron en marcha un plan de seguridad anticovid muy similar al del año pasado, tal y como explica Jorge Alonso, responsable del Dux. ''Las medidas son las mismas. El verano pasado teníamos un 66% de aforo en el interior y un 75 fuera y este año un 50 dentro y el 100% en el exterior''.

Su local, con 20 empleados, es uno de los más grandes de los que han decidido abrir sus puertas. Este jueves acogió picos de 330 personas de forma simultánea en varios momentos, el máximo que se le permite actualmente. ''Nosotros tenemos discotecas grandes en toda Galicia y no las abrimos, no compensa. El 80 por ciento de ellas no abrirá. Aquí tenemos terraza, la gente busca eso, prefiere tomarse una copa fuera y no meterse dentro'', aclara.

Apertura ocio nocturno en Sanxenxo_ local Dux

Los hosteleros del ocio nocturno cuentan con un contratiempo de gran relevancia: la hora de cierre de las tres de la madrugada. Para compensarlo, abrirán a las 21.00 horas, si bien deberán "acostumbrar" a sus clientes a los nuevos horarios. ''Es difícil. Estamos pensando en poner algo de picoteo para mejorar el servicio'', explicaba el jueves Alonso.

En todo caso, el ocio nocturno es muy distinto al "de verdad": todos sentados, sin pista de baile (se permite con distancia y mascarilla, pero muchos de los los hosteleros prefieren deshabilitarla para evitarse problemas), con reserva y en grupos reducidos. ''Tenemos muchos gastos y estas restricciones nos dejan lo justo para cubrirlos y seguir adelante, pero es lo que tenemos'', concluye el hostelero.

Otra voz autorizada para hablar sobre la reapertura del ocio nocturno es Alfonso Martínez, presidente de la CETS (Consorcio de Empresarios Turísticos de Sanxenxo), que alerta de que ''o que máis nos preocupa é o que poida pasar unha vez que pechen os establecementos, o que faga a xente nos ambientes privados'', algo con lo que concuerda Jorge Alonso. ''Vemos o que está pasando noutros sitios e as consecuencias sempre recaen na hostelería'', añade Martínez, que pide ''prudencia'' y muestra su ''preocupación, estamos traballando con ansiedade porque en calquera momento nos pode pasar o de Pontevedra''.

De cara al fin de semana se esperan nuevos llenos en los locales de ocio nocturno de Sanxenxo y de Portonovo, y también en las terrazas. Pero el respiro para la hostelería, que despega con fuerza, pende de un hilo ante los parámetros que maneja la Xunta a la hora de fijar restricciones anticoronavirus.

Telmo Martín: ''Dende este xoves ata o sábado estarei moi pendente''

El alcalde de Sanxenxo, afronta con un moderado optimismo la apertura del ocio nocturno en la villa. ''O ocio nocturno non me preocupa tanto porque é ata as tres da mañá. O que me preocupa é o que pase despois do peche''. El mandatario popular realizó diversas gestiones con las autoridades policiales municipales y también con el Instituto Armado para preparar un plan acorde a las circunstancias.

''Hai un control da Policía Local que estará coordinado coa Guardia Civil e imos a estar nós tamén presentes. Dende o xoves ata o sábado de madrugada estarei moi pendente porque o que nos preocupa moito son as festas que se fan despois da hora de peche dos locais, porque a xente queda na rúa e fórmanse aglomeracións e tamén algunhas zonas de botellóns que non imos a permitir, e precisamente temos un operativo para erradicar todo iso''.

Martín coincide en este aspecto con los hosteleros, que apuntan a las tres de la madrugada, hora de cierre del ocio nocturno, como el momento más crítico a la hora de poder controlar la expansión del virus, más teniendo en cuenta que en ese momento la presencia del alcohol es ya muy elevada en las personas.

El primer edil añadió que la Policía Municipal se encargará de velar por el cumplimiento de la normativa. ''Non permitimos que a xente se aglomere indebidamente porque iso pódenos traer consecuencias moi graves para o sector da hostelería''.

Lleno en los locales de moda de Sanxenxo en la reapertura del ocio...
Comentarios
ç