jueves. 22.10.2020 |
El tiempo
jueves. 22.10.2020
El tiempo

Más robos en locales, en viviendas y por internet a lo largo de 2019

Operativo que desarticuló la Banda del Seat León. P. FIGUEIRAS
Operativo que desarticuló la Banda del Seat León. P. FIGUEIRAS
El Ministerio Público de Pontevedra tuvo constancia de casi 34.000 delitos en el último ejercicio analizado, 1.000 más que en 2018

Los delitos contra el patrimonio han sido, con gran diferencia, el principal caballo de batalla contra el que han tenido que lidiar las fuerzas de seguridad, en primer término, y la Fiscalía, después, en la provincia de Pontevedra a lo largo de 2019. Esa es la principal conclusión de la Memoria 2020 del Ministerio Público, que desvela un incremento de más de 1.300 asuntos relacionados con la materia, un 19 por ciento, habiéndose superado los 8.000 robos, hurtos y estafas denunciados, a una media de unos 22 hechos al día a lo largo del territorio.

"Es cierto que hemos tenido un aumento relevante en las diligencias previas relacionadas con los delitos contra el patrimonio". Juan Carlos Aladro, fiscal jefe de la Audiencia Provincial desde 2008 y al que restan aún, salvo sorpresa, tres años de mandato, trata de restar importancia a unas cifras cifras de delincuencia, que, en términos globales, y pese a la tendencia alcista, se mantienen relativamente estables. "A nivel global hemos aumentado 1.000 previas, pienso que no es significativo".

Suben los delitos contra la vida, la propiedad industrial e intelectual y el narcotráfico mientras bajan los de lesiones

Desglosando por modalidades delictivas, casi todas las relacionadas con los ataques contra el patrimonio ajeno han subido. Así, los hurtos (que incluyen los pequeños robos en cantidades no muy elevadas o al descuido) aumentaron en un 24 por ciento; los robos con fuerza (entre los que se cuentan los asaltos a los establecimientos de hostelería) subieron en un 20 por ciento; los robos en casa habitada, los más preocupantes por la alarma que generan entre sus víctimas, crecieron en un 29 por ciento, los fraudes, incluidos los que se cometen por internet, en un 17,7 por ciento (una cifra que será muy superior en 2020), y los robos de coches aumentaron en un 17,7 por ciento. En el apartado positivo destaca el descenso de los asaltos mediante la violencia y la intimidación, que bajaron en un cuatro por cien. También descendieron, en este caso en un diez por ciento, las infracciones penales relacionadas con la receptación y con el blanqueo de capitales. Subieron, y mucho, por último, los delitos contra la propiedad industrial e intelectual, con un 53 por ciento más de diligencias previas en 2019 respecto a 2018.

CONTRA LA VIDA. Los delitos contra la vida de las personas, con los homicidios como punta de lanza, se incrementaron con fuerza en 2019, con cifras que triplican las reflejadas en la Memoria del año anterior. Así, la Fiscalía estudió 28 supuestos delitos. "Se incluyen los homicidios por imprudencia. Además, no todas esas diligencias acaban convirtiéndose en procedimientos", matiza Aladro.

Se aprecia una reducción, por el contrario, en los casos de lesiones (en un nueve por ciento) lo que sirve para que el incremento global de los delitos sea menor. Las investigaciones cohecho y la prevaricación también van a la baja, lo mismo que las diligencias de investigación que parten directamente de la Fiscalía, que se redujeron en un 15 por ciento.

Entre los asuntos que más han aumentado también está el narcotráfico. No hay más que ver el aluvión de alijos interceptados por la Policía y la Guardia Civil, con el narcosubmarino de Aldán como punta de lanza, pero tampoco se pueden olvidar los innumerables asuntos de trapicheo, tanto en narcopisos como en poblados como O Vao.

Como números globales, destacan las 33.830 diligencias incoadas por la Fiscalía, por un lado, y las casi 2.500 sentencias dictadas en materia Penal en 2019.

La huelga y la pandemia provocarán serios retrasos
El actual escenario está siendo propicio para el inicio de la recuperación de la actividad judicial. Sin embargo, dos factores han sido fundamentales para causar retrasos relevantes en los procedimientos. El primero de ellos, la huelga de funcionarios, de la que la administración gallega aún no se había recuperado. Y el segundo, la pandemia, causante de tres meses de un parón de facto en las sedes judiciales.

A este respecto, la Fiscalía de Pontevedra consiguió avanzar, en la medida de lo posible, mediante el teletrabajo, haciendo uso de la tecnología de la que se ha ido dotando en los últimos años. La pendencia, que se había reducido en un 5 por ciento en 2019, volverá a crecer en los próximos meses. La actividad de la Fiscalía, en todo caso, ha sido frenética. Prueba de ello es el incremento en un 15 por ciento del número de escritos de acusación presentados, alcanzando la cifra de 5.236.

Este número revela la actividad real del Ministerio Público pontevedrés, que resuelve catorce asuntos cada día.

Más robos en locales, en viviendas y por internet a lo largo de 2019