Viernes. 22.02.2019 |
El tiempo
Viernes. 22.02.2019
El tiempo

Memorias "imborrables" en la provincia

Cartel indicador de la calle Calvo Sotelo, en pleno centro de A Estrada, medio ilegible. PATRICIA FIGUEIRAS
Cartel indicador de la calle Calvo Sotelo, en pleno centro de A Estrada, medio ilegible. PATRICIA FIGUEIRAS

El Ministerio de Justicia solicita a los concellos de A Estrada, Agolada, Campo Lameiro, Tui y O Porriño la "retirada inmediata" de simbologías franquistas en sus espacios públicos

Cinco ayuntamientos de la provincia de Pontevedra figuran en la lista de la quincena a nivel gallego y de los 656 de todo el Estado a los que la Dirección General de Memoria Histórica del Ministerio de Justicia acaba de solicitar la "retirada inmediata" de los vestigios del franquismo que aún perviven en sus espacios públicos. Tal requerimiento ha llegado en forma de carta a los concellos de A Estrada, Agolada, Campo Lameiro, Tui y O Porriño y en él se advierte de que, de hacer caso omiso, las administraciones locales se expondrán, incluso, a que les sean retiradas ayudas y subvenciones públicas.

La solicitud se ampara en el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica de 2007 y se basa en el trabajo del Instituto Nacional de Estadística (INE), que tiene constancia de que destacadas figuras de la época franquista dan nombre a 1.171 plazas y calles repartidas en más de 637 municipios. En el caso de A Estrada, Calvo Sotelo sigue dando nombre a la principal calle del centro de la villa y otro vial paralelo, la Iryda, continúa recordando con sus siglas al Instituto Nacional de Reforma y Desarrollo Agrario, organismo auxiliar del Régimen. También continúa estando muy presente en la nomenclatura popular la Capitán Bernal para referirse a la calle ahora integrada en la Avenida de América. Asimismo, en la iglesia parroquial perviven placas en recuerdo a los caídos.

El teniente de alcalde estradense, Juan Constenla, aseguró este jueves que la misiva remitida por el Ministerio no especifica qué calles o simbologías concretas deben retirarse. "Temos que mirar as que hai e revisar en qué nos afecta este escrito", apuntó el edil. Curiosamente, en Agolada se repiten los nombres objeto de discordia. El pleno municipal aprobó hace meses el cambio de nombre de la Plaza del Generalísimo por el de Praza do Concello, pero la localidad todavía mantiene las vías Iryda y Calvo Sotelo.

Con esta última figura, tanto en A Estrada como en Agolada hay debate sobre su vinculación con el franquismo. Quienes defienden la permanencia de su nombre en el callejero argumentan que fue ministro durante la dictadura de Primo de Rivera, no de Franco, y los contrarios a que sea honrado públicamente teniendo un espacio dedicado defienden que fue un represor fascista.

En Campo Lameiro: "Se quere, que veña Pedro Sánchez a sacalos"

El alcalde de Campo Lameiro, Julio Sayáns, tiene claro que su concello solo puede estar en la deshonrosa lista de municipios con restos de símbolos franquistas por dos motivos: por el nombre de la Avenida José Antonio y por el símbolo que pervive en una fuente en San Isidro de Montes.

"O primeiro, xa o arreglamos cambiando o nome fai uns meses, pero vese que en Google, aínda aparece así. O segundo, se quere que veña Pedro Sánchez a sacalos. Eu xa falei cos veciños hai uns anos e dixéronme que nin tocalo". Sayáns explica que "Hai uns anos tratamos de cambiar Avenida José Antonio por Avenida da Constitución e a xente non o aceptou, pero cinco meses atrás volvemos a rebautizar, neste caso como rúa Antonio Álvarez Núñez, en honor a un dos grandes estudosos dos petróglifos deste concello e nese caso si tivo aceptación", explica.

En el caso de la fuente de San Isidro de Montes "a fonte é veciñal e a xente da localidade non deixa sacar o símbolo das frechas: para eles non é recordatorio do Franquismo e non hai quen llo discuta".

 

Memorias "imborrables" en la provincia
Comentarios