Viernes. 16.11.2018 |
El tiempo
Viernes. 16.11.2018
El tiempo

Poio, Marín, Bueu y Sanxenxo, sin humo

Arenal en Baltar, en Portonovo, uno de los que luce el distintivo de la campaña. JAVI CASAL
Arenal en Baltar, en Portonovo, uno de los que luce el distintivo de la campaña. JAVI CASAL

El programa Praias sen fume cuenta actualmente con 79 arenales adscritos, 31 de los cuales pertenecen a la zona de influencia de Pontevedra

Desde su puesta en marcha, en el año 2012, el programa Praias sen Fume de la Consellería de Sanidade ha contado con una alta implicación. Cada vez son más los concellos que deciden dejar un espacio libre de humo en sus arenales. Las cifras son un claro reflejo de ello. Así, si en 2016 el programa contaba con 22 espacios, en 2017 ya se alcanzaba la cifra de 46 arenales, mientras que en la actualidad son 79 playas de 45 concellos.

La comarca de Pontevedra ha estado vinculada al programa desde su inicio, siendo precisamente el primer espacio sin humo un municipio pontevedrés, Baiona. Con 31 arenales inscritos en la provincia, la iniciativa integrada en el Programa Galego de Promoción dunha Vida Sen Tabaco cuenta en la actualidad con Poio, Marín, Bueu y Sanxenxo en sus filas.

La adhesión de estos concellos al programa comenzó en 2016, cuando los municipios de Marín y Bueu decidieron integrarse en la actuación formulada por la Consellería de Sanidade. Ambos mantuvieron su vinculación con la iniciativa hasta hoy. En el caso de Poio y Sanxenxo, su adhesión al proyecto se llevó a cabo por primera vez este año.

En la presente edición, los arenales seleccionados han sido la playa de Portocelo, en Marín; las de Area de Bon, Lapamán, Lagos y Portomaior, en Bueu; Cabaceira, Laño y Xiorto, en Poio, y finalmente, A Panadeira, Silgar, Baltar y Caneliñas, en Sanxenxo.

La medida cursada desde los equipos de gobierno de los distintos concellos, fundamentada en proporcionar información a residentes y turistas, ha logrado su finalidad al conseguir concienciar a la población acerca de los problemas derivados de esta práctica insalubre. Los arenales integrados muestran una clara reducción del número de colillas presentes. Además, cada vez son menos las personas que fuman en las playas, si bien es cierto que aún existen pequeños grupos de usuarios que se resisten a la idea, y continúan con su práctica en los arenales.

En el concello de Poio, los resultados obtenidos tras la reciente implantación de la iniciativa en los arenales de Cabaceira, Laño y Xiorto provocó que el Gobierno local se plantee integrar nuevos espacios en los próximos años. En Marín, el posicionamiento es muy similar al del municipio poiense, si bien es cierto que la concelleira de Medio Ambiente manifestó la dificultad de llevar a cabo esta acción en otras playas.

Paralelamente, el concello de Bueu contempla una posible ampliación de los arenales, como ya se hizo en 2017. Sanxenxo también se muestra proclive a la ampliación de los arenales integrados en el programa Praias sen Fume el próximo año.

Explicación del programa
El programa Praias sen fume emplea únicamente señalización y folletos informativos. La actuación desarrollada por los concellos integrados no se presupone como sancionadora, es decir, su incumplimiento no implica una multa para los infractores. Praias sen Fume se presenta con un propósito educativo, de promoción de la salud y de protección del medio ambiente. La obtención de buenos resultados depende únicamente de los usuarios de las playas, que de forma voluntaria deciden cumplir o no con los requisitos del programa. Promocionar una vida sin tabaco, desnormalizar el consumo de esta sustancia en la sociedad, reforzar el papel modélico de los padres o promover la existencia de arenales en los que se respete y cuide el medio ambiente son algunos de sus objetivos clave.

Poio, Marín, Bueu y Sanxenxo, sin humo
Comentarios