martes. 19.10.2021 |
El tiempo
martes. 19.10.2021
El tiempo

Ponte Caldelas y Moraña guardan los manteles y Cambados los desempolva

Mesa vacía en un local de hostelería de Vilagarcía. GONZALO GARCÍA (ADP)
Mesa vacía en un local de hostelería. GONZALO GARCÍA
Sanidade atribuye el nivel alto a "contagios sin vínculo epidemiológico", aunque ninguno llega a 15 casos activos

Seis concellos del área sanitaria se han visto afectados por el último reajuste en los niveles de restricciones y, como uno puede presumir, cada quien evalúa el cambio desde su propia perspectiva. Los que aligeran el peso de las medidas anticovid se muestran esperanzados por poder dar un paso más hacia la normalidad pandémica, mientras que los que se ven obligados a encorsetar la actividad socioeconómica no esconden sus ganas de recuperar el status previo.

En este último bloque se encuentran los ayuntamientos de Ponte Caldelas y Moraña, que desde esta madrugada están afectados por el nivel alto de restricciones. Esta fase suspende el servicio en interiores de los negocios de restauración y ha caído como un jarro de agua fría en la hostelería de ambos municipios, donde cuesta asumir el hecho de tener que volver a guardar los manteles ante unas cifras aparentemente contenidas. El concello caldense lleva tres días anclado en los 15 casos activos y Moraña cuenta con 14 (uno más de los que constaban el jueves). El gran problema de ambos municipios es la incidencia acumulada, que se ha situado entre los 250 y 500 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días, una tasa que prácticamente al nivel alto de restricciones. Además, según añade Sanidade en el DOG (Diario Oficial de Galicia) publicado este viernes, el comité de expertos ha aconsejado endurecer las limitaciones por la existencia de "casos sin vínculo epidemiológico" que no están asociados a los brotes localizados.

Andrés Díaz, alcalde de Ponte Caldelas: "Agardo que a situación se estabilice e só teñamos que estar neste nivel unha semana ou o menor tempo posible" 

NIVEL ALTO. El alcalde de Ponte Caldelas, Andrés Díaz, era de los que ya pronosticaba la subida al nivel alto "dado o incremento de nivel de casos". Lo que espera ahora es que la situación "se estabilice" y sea fugaz, "que só teñamos que situarnos neste nivel durante unha semana ou o menor tempo posible", indicó este viernes. 

El socialista subrayó que la hostelería local "volve a resentirse coas restriccións que se lle impoñen dende a Xunta", e insistió en que los casos activos "están controlados". En gran parte, gracias al cribado realizado hace unos días, que permitió detectar a "persoas asintomáticas que podían estar contaxiando sen sabelo". 

Por su parte, el alcalde de Moraña, José Cela, incidió en que el cambio de nivel "nos preocupa". Por un lado, porque el concello todavía está lejos del pico de 60 casos que registró hace unos meses, pero la curva lleva unos días "subiendo", alimentando la incertidumbre. Y por otro, porque las limitaciones de aforo golpean a la hostelería, "que no es que sea el sector más importante del concello, pero sí un importante elemento dinamizador. La gente de paso que viene por la hostelería accede a los comercios y viceversa. Es un medio de vida para un grupo de familias muy importante y está sufriendo mucho", advirtió el regidor.

José Cela, alcalde de Moraña: "La hostelería es un medio de vida para un grupo de familias muy importante y está sufriendo mucho" 

Vilanova de Arousa continúa en ese mismo nivel alto de restricciones, al que ha descendido el concello de Cambados. En este caso, la evolución ha sido a la inversa y de superar los 500 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días, se ha situado en la franja de los 250-500.

La alcaldesa de Cambados, Fátima Abal, reiteró el viernes la eficacia del nivel máximo de restricciones, que implica el cierre perimetral y el cierre al público de los locales hosteleros (donde solo se permite el servicio a domicilio), pero sin esconder la satisfacción por poder levantar barreras: "A verdade é que era unha noticia moi esperada", señaló. El concello llevaba confinado desde el 7 de mayo.

Abal espera poder seguir peldaños para que la hostelería pueda funcionar en interior y que los vecinos ingresados en el hospital "reciban a alta canto antes". Lo único que pide es "responsabilidade individual, que se non fagan reunións de non convivintes en número excesivo e se sigan usando mascarilla en todos os ámbitos posibles". El total de activos ha subido en tres casos.

Fátima Abal, alcaldesa de Cambados: "Pido responsabilidade individual, que non se fagan reunións en número excesivo e se use máscara en todos os ámbitos" 

NIVEL MEDIO. Por su parte, Bueu continúa en el nivel medio de restricciones, en el también seguirán hasta la próxima semana Cerdedo-Cotobade y Cuntis.

El alcalde del concello buenense esperaba "baixar ao nivel medio-baixo" por la mejora de las cifras epidemiológicas, pero finalmente debe seguir con sus terrazas al 50% y el interior de los locales al 30%. El gerente del Área Sanitaria le ha trasladado que hay que "manter a prudencia" y, aunque existe preocupación por la incidencia de todo esto "no comercio e a hostalaría", Juncal confía en regresar al nivel básico, como han hecho hacer Marín y Soutomaior.

Félix Juncal, alcalde de Bueu: "Estamos preocupados pola incidencia no comercio e a hostalaría, pois ao estar en nivel medio ven reducida a ocupación" 

Los activos siguen bajando y el Hospital do Salnés queda libre de covid
La covid sigue replegándose. La tendencia descendente iniciada hace una semana en el área sanitaria se mantiene y, según los datos facilitados este viernes por el Sergas, el total de activos ha bajado ya hasta los 363, que son 32 menos que los notificados en la anterior jornada.
Otro dato positivo es la reducción de la presión hospitalaria. Actualmente hay 13 pacientes covid hospitalizados en planta y por primera vez todos están ingresados en Montecelo. Según el parte oficial, el Hospital do Salnés no tiene en estos momentos ningún caso hopitalizado con la infección activa, mientras que el Hospital Quirónsalud Miguel Domínguez continúa libre de covid. En cuanto a las unidades de críticos de Montecelo, siguen ingresados siete pacientes.

177 víctimas
Desde el inicio de la pandemia, han fallecido por este virus en el área sanitaria 177 pacientes, siendo la última víctima una mujer de 91 años que presentaba patologías previas y fue ingresada en Montecelo. Otros 13.569 pacientes del área se han curado ya de la enfermedad.

Ponte Caldelas y Moraña guardan los manteles y Cambados los desempolva
Comentarios
ç