El gobierno de Nigrán aprueba una moción contra el giro en el conflicto del Sáhara

"No podemos abandonar al pueblo saharaui por cuestiones de interés geopolítico", declaró el regidor socialista Juan González
Pleno del Concello de Nigrán. DP
photo_camera Pleno del Concello de Nigrán. DP

La corporación del Ayuntamiento de Nigrán, integrada por PSOE y PP, ha aprobado una moción que respalda el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui y rechaza el cambio de rumbo adoptado por el Gobierno español que preside Pedro Sánchez sobre el conflicto con Marruecos por el Sáhara Occidental. 

La iniciativa, presentada por el ejecutivo local y debatida por la vía de urgencia en el pleno celebrado este martes, ha salido adelante con los votos de populares y socialistas, que gobiernan en solitario este municipio del área metropolitana de Vigo. 

"No podemos abandonar a los saharauis por cuestiones de interés geopolítico, España tiene un compromiso y una deuda ineludible con ellos. Confiamos en que el gobierno reflexione y que escuche el sentimiento de toda la ciudadanía al respecto", ha asegurado el regidor de Nigrán, el socialista Juan González, quien, además, preside el Fondo Galego de Cooperación e Solidariedade. 

Esta entidad promueve la aprobación de mociones e iniciativas en la misma línea en otros municipios gallegos. El de Nigrán ha sido el primero en toda Galicia que ha aprobado una declaración en contra del giro en política exterior sobre el Sáhara Occidental adoptado este mes de marzo por el Ejecutivo de Pedro Sánchez. 

En concreto, el texto aprobado en la corporación pontevedresa aboga por una "salida dialogada" al conflicto que ponga en práctica el Plan de Arreglo suscrito en 1991 entre el Frente Polisario y Rabat para la organización de referéndum sobre la autodeterminación o adhesión al Reino de Marruecos. 

Además, insta al Gobierno español a "dar marcha atrás" en su cambio de postura en favor de la propuesta de Marruecos de integrar el Sáhara Occidental como autonomía dentro de su Estado, al tiempo que solicita a Madrid que "deje de lado la pasividad en el proceso para dar paso a una apuesta decidida por esta solución". 

Asimismo, reclama el cese inmediato de la violencia y de la vulneración de derechos humanos que se da en zonas ocupadas y apela a las autoridades internacionales a adoptar medidas contra la "impunidad" con la que Marruecos actúa en el Sáhara Occidental.