Retienen un buque en Chapela por presuntos pasajeros ilegales

La ley marítima permite embarcar en ese tipo de buques hasta 12 personas. Aquí eran 20
Una foto del buque mercante Cool Girl, de bandera panameña. EP
photo_camera Una foto del buque mercante Cool Girl, de bandera panameña. EP

Inspectores de Capitanía Marítima confi rmaron este lunes la retención de forma cautelar de un buque mercante en el muelle de Chapela, en Redondela, para confirmar que una veintena de pasajeros de Indonesia que viajaban a bordo lo hacían de formal legal. Fuentes del operativo explicaron que, para buques de estas características, la legislación marítima internacional permite viajar registrados como pasajeros hasta doce personas. En este buque, de nombre Cool Girl y bandera panameña, lo hacían veinte.

Con todo, de forma excepcional se puede ampliar este tope de viajeros. Por este motivo, la actuación que se lleva a cabo pretende aclarar si esta veintena, que llegaron con la documentación completada —con nombres y pasaporte—, lo hicieron con autorización de las autoridades del país centroamericano.

En este sentido, la compañía entregó ya la documentación al respecto, la cual está siendo comprobada. Así, las autoridades españolas denegaron la salida de puerto del barco, que continúa con la descarga de pescado desde el pasado viernes, hasta que se constate si, en efecto, existe esta autorización y está en regla.

SUELEN SER ESTIBADORES. Las fuentes del operativo explicaron que este tipo de pasajeros suele realizar labores de estiba en el barco, colocando la carga a bordo del buque. Por lo general, acostumbran a ser transportados por otro tipo de embarcaciones hacia otro mercante. Sin embargo, en esta ocasión fueron enviados a Vigo para su posterior traslado a su lugar de residencia, probablemente debido a una "cuestión de costes" para su repatriación.

Ante la inspección, no se registraron quejas de las condiciones a bordo del mercante de estas personas, que embarcaron en las islas Malvinas, en el Océano Índico. Con todo, algunos testimonios citados por la TVG apuntaban a lo poco salubre de las condiciones en las que viajaban, confinadas en una misma estancia y durmiendo en colchones sobre el suelo.