Rías Baixas se felicita porque una bodega pequeña ganase el premio del Albariño

Los representantes de Noelia Babelia recibieron el galardón en un acto celebrado en el Parador de Cambados, al igual que los de Granbazán y Bouza do Rei, segunda y tercera
El acto de entrega de los galardones correspondientes al concurso tuvo como escenario del Parador de Cambados. BEA CÍSCAR
photo_camera El acto de entrega de los galardones correspondientes al concurso tuvo como escenario del Parador de Cambados. BEA CÍSCAR

Hubo una época en la que los vinos elaborados por bodegas pequeñas o de mediana producción se imponían en al Cata Concurso del Albariño. La tendencia fue cambiando paulatinamente, y aunque algún nombre salía entre las galardonadas en la segunda o tercera posición, aquellas más asentadas y con una mayor presencia en los mercados marcaron el ritmo.

Hasta la vigésimo tercera edición, en la que Noelia Babelia, un producto de la Adega San Salvador (de Soutomaior) "se llevó el gato al agua", en palabras del presidente del Consello Regulador de la Denominación de Orixe Rías Baixas, Juan Gil de Araújo, pronunciadas el martes en el Parador de Cambados, poco después de que hubiera finalizado la entrega de galardones.

También resaltó que otro contrapunto de este edición estriba en que es la primera vez que se impone un vino cultivado en una subzona que hasta la fecha no había logrado ningún máximo galardón. "Me alegro muchísimo por ellos", añadió.

Agrobazán recibió un nuevo reconocimiento con la medalla de plata, mientras que la de bronce fue para Bouza do Rei. En ambos casos se trata de bodegas asentadas desde hace décadas en la comarca de O Salnés.

Respecto a la Festa do Albariño, lamentó que a última hora tuviera que suspenderse el Túnel do Viño, además de la instalación de puestos en A Calzada. No obstante, Gil de Araújo subrayó que
"siempre es importante, y aunque sea en este formato reducido, hemos querido darle la importancia que tiene realmente para el sector que represento".

El presidente de la DO Rías Baixas Recordó su importancia como acto de promoción "para que muchas bodegas enseñen sus productos y la hostelería pueda hacer una temporada económica que el ayude a soportar la crudeza del invierno".

La alcaldesa de Cambados, Fátima Abal, señaló que la fiesta había superado la pandemia y mostró su determinación de "seguir adiante", preservando siempre la salud de las personas, además de expresar su confianza de que en 2022 no haya limitaciones.

Respecto a los conciertos, resaltó que le habían celebrado todos sin que se registrase la menor incidencia y la lluvia obligó a suspender el de Os Resentidos, que tendrá lugar el 11 de septiembre. "Todo xira arredor do concurso", dijo en referencia a la Festa do Albariño, la regidora.