Segunda protesta esta semana en Poio, esta vez por el consultorio de Raxó

La Mesa pola Sanidade convoca una concentración este jueves a las 20.00 h. ante el centro médico y pide reunirse con el gerente del área sanitaria
El alcalde, Luciano Sobral, presidió la reunión de los integrantes de la Mesa.DP
photo_camera El alcalde, Luciano Sobral, presidió la reunión de los integrantes de la Mesa.DP

La sociedad de Poio saldrá de nuevo a la calle para protestar esta semana, en este caso, en contra de la decisión del Sergas de mantener el centro médico de Raxó sin un médico en la primera quincena de este mes. Es una decisión adoptada por los integrantes de la Mesa da Defensa dos Dereitos da Sanidade de Poio, que suma a todos los partidos de la Corporación y a varios colectivos.

El martes se reunieron los representantes de la Mesa, así como integrantes de las asociaciones locales SCD Raxó y Asociación de Veciños A Laxe. El acuerdo adoptado fue convocar una concentración de repulsa que, después de haber sido comunicada a la Subdelegación del Gobierno, se celebrará este jueves a las 20.00 horas en las puertas de las dependencias del centro médico.

Además de la manifestación, se acordó remitir un escrito al Sergas en el que se explica el malestar que esta medida ha causado en Poio

"Esta situación vén motivada pola decisión da Xunta de non cubrir as baixas dos e das profesionais que se atopan de vacacións, o que, no caso de Raxó, provocará que a veciñanza desta localidade non conte con persoal médico ata o vindeiro día 15", indican desde el Concello. La Mesa subraya que no se trata de una decisión que repercute únicamente en los usuarios y usuarias de Raxó, sino que "tamén afecta ás listas de agarda e á saturación do persoal nos centros de saúde de Anafáns e Combarro".

El alcalde, Luciano Sobral, presidió la reunión de los integrantes de la Mesa, en la que la decisión fue unánime. Los responsables políticos y los vecinales apuntaron que "o feito de manter aberto o consultorio de Raxó sen doutora é unha medida insuficiente e que en ningún caso garante o servizo que merece a veciñanza".

De hecho, además de la manifestación, se acordó remitir un escrito al Sergas en el que se explica el malestar que esta medida ha causado en Poio. En esa carta se pide una reunión urgente con el gerente del área sanitaria para abordar estos temas. En la misiva se explica que es necesaria, no solo esta sustitución, sino también la de todo el personal médico de los tres centros de salud de Poio.

Otra de las dudas planteadas es si la situación se repetirá en el futuro, "tendo en conta a próxima xubilación da doutora asignada ao consultorio de Raxó". Añaden que derivar a los pacientes de Raxó a Combarro y Anafáns supone un problema "para aqueles veciños e veciñas que non dispoñen de medios para desprazarse ata San Salvador ou Combarro. A maioría da xente que ten a cartilla en Raxó son persoas maiores, dependentes á hora de poder contar cun medio de transporte", señalan.

La manifestación es la segunda en una semana contra una decisión de la Xunta, después de la concentración del martes en Combarro contra el cierre de un espacio del puerto de A Canteira que deja a la zona sin 80 plazas de aparcamiento. A este respecto se manifestó este miércoles el delegado de la Xunta, Luís López, en una visita para una presentación en el CIM de Poio. López señaló que no habrá cambios en la decisión, que se tomó "con criterios técnicos" y se comunicó "con antelación ao Concello, que deu o seu beneplácito e tivo tempo para buscar alternativas". Insistió además en la importancia de las obras para los sectores marisquero y bateeiro.