Viernes. 16.11.2018 |
El tiempo
Viernes. 16.11.2018
El tiempo

El sur de la provincia 'se achicharra' a más de 40 grados

Una piscina de Oira abarrotada este martes. BRAIS LORENZO (EFE)
Una piscina de Oira abarrotada este martes. BRAIS LORENZO (EFE)

Las temperaturas bajarán de forma ligera este miércoles

La ola de calor sigue sofocando Galicia y, aunque en esta semana no se han alcanzado picos registrados a principios de mes, en algunas estaciones meteorológicas se registraron temperaturas que superaban los 40 grados, lo que puso en alto riesgo de incendio a media comunidad. 

La estación del concello ourensano de Arnoia, que el lunes marcó el valor más alto de toda España, subió unas décimas más y dejó el registro en los 40,8 grados al comienzo de la tarde de este martes, cuando el calor fue más asfixiante en toda Galicia. A poca distancia quedaron los 40,5 grados de Arbo, y Tui, Leiro y Ourense rozaron los 40.

Meteogalicia prevé para este miércoles la llegada de un frente de aire frío en altura, lo que traerá "unha lixeira inestabilización atmosférica" que puede incluso dejar lluvias en el sur de Ourense. Los mercurios se aliviarán ligeramente, si bien A Coruña será la única de las siete ciudades que quedará por debajo de los 30 grados. La alerta amarilla por temperaturas superiores a los 36 grados se reducen al curso del Miño en Ourense.

Con las temperaturas por encima de los 30 grados, se mantiene una de las claves de la ‘regla de los 30’, que se relaciona con el riesgo de incendios. Para cumplirse, esta también necesita una humedad relativa media por debajo del 30% y que el viento supere los 30 kilómetros por hora, que es cuando se convierte en un acelerante natural, especialmente si es de nordeste, ya que contribuye a secar el monte y la maleza. Y, según Meteogalicia, los vientos soplarán hoy de nordeste en el tercio norte aunque "moderados na costa e frouxos no interior". En el resto serán  flojos y de dirección variable.

En cualquier caso, estas condiciones llevaron a que la Consellería de Medio Rural decretase este martes un riesgo extremo de incendio en toda la mitad sur de la comunidad, así como el centro y sur de la provincia de Lugo y parte de la costa norte de A Coruña. De hecho, las brigadas antiincendios debieron actuar este martes en torno al castillo de Monterrei, en Ourense, donde se quemaron 2 hectáreas. En cambio, fueron los fuegos artificiales y no el calor lo que provocó un pequeño conato en la parroquia de Iria Flavia, en Padrón,  durante las fiestas de San Roque. 

Al respecto de una campaña por ahora relativamente tranquila, la conselleira Ángeles Vázquez anunció que se están extremando las precauciones contempladas durante la temporada alta de incendios y que ya ha concluido la instalación de las 44 cámaras destinadas a la vigilancia de actividades incendiarias en el monte. 

El sur de la provincia 'se achicharra' a más de 40 grados
Comentarios