martes. 07.04.2020 |
El tiempo
martes. 07.04.2020
El tiempo

Transportistas y taxistas clavan la vista en la demanda a Audasa

Obras dificultando el tráfico en el puente de Rande a finales de mayo de 2018. RAFA FARIÑA
Obras dificultando el tráfico en el puente de Rande a finales de mayo de 2018. RAFA FARIÑA

Los profesionales del volante encargan demandas para exigir indemnizacion por los atascos generados en el puente de Rande

Audasa está abocada a enfrentarse a una cascada de demandas por los atascos generados en Rande. A las que seguirán a la acción de la Fiscalía en defensa de los conductores particulares se sumarán las que anunciaron este viernes los transportistas de mercancías y los taxistas. La asociación Asetranspo entiende que la concesionaria de la AP-9 debería devolver los peajes de los últimos tres años "a todos los usuarios perjudicados por las obras", pero también "indemnizar a las empresas perjudicadas".

Los conductores profesionales aseguran ser los máximos perjudicados por los "abusos" de la gestora de la autopista. Las empresas de transporte entienden que podría crearse un escenario "más que favorable" para sus reivindicaciones en caso de que el Juzgado de lo Mercantil dé la razón a la Fiscalía. "Nosotros estamos pendientes de la sentencia y queremos apoyarnos en ella. Si le dan la razón a los ciudadanos, deben tener en cuenta que los transportistas somos los más afectados, comentó Ramón Alonso, presidente de Asetranspo.

La asociación está asesorando a las más de 600 empresas asociadas y va más allá. Tiene la intención de pedir no solo la devolución integra de los peajes de los últimos tres años, sino también indemnizaciones por los perjuicios en sus negocios. "Nosotros tenemos unos tiempos máximos. Un conductor que tenga que pasar por ahí cuatro o cinco veces al día y pierda diez minutos por retenciones o reducciones de velocidad, al final del día perdió varias horas", reclama Alonso.

La duda ahora es si Audasa será capaz de hacer frente a los pagos en caso de que el Juzgado de lo Mercantil se ponga del lado de los consumidores

Durante más de tres años, desde febrero de 2015, Audasa siguió cobrando el peaje pese a las evidentes retenciones y atascos que provocaron las obras, sin aplicar descuento alguno ni subir las barreras de cobro en los momentos de colapso. Además, el precio de la autopista subió prácticamente un 4% desde la "supuesta" finalización de las obras. Durante todo este tiempo, las quejas del transporte no han cesado.

El pasado septiembre, el sector ya estudió reclamar una compensación por los incidentes causados por los trabajos. Sin embargo, el alto coste de emprender una acción legal y la falta seguridad en cuanto a su desenlace hicieron que desestimasen esa posibilidad.

MAYOR INDEMNIZACIÓN. Ahora entienden que si Audasa resulta condenada y obligada a desembolsar los cerca de 90 millones de euros cobrados a los conductores durante los 38 meses de obras, las empresas de transporte tienen el mismo derecho a ser resarcidas.

Legalmente, los transportistas no pueden adherirse a la demanda presentada por el Ministerio Público, al considerarse que las empresas privadas tienen la posibilidad de "defenderse" de forma particular.

Según el abogado Andrés Méndez, la reclamación de los transportistas podría salir adelante. El letrado pontevedrés asegura que, al igual que en la mayoría de los procesos judiciales, lo difícil será demostrar que los profesionales realmente sufrieron un perjuicio a raíz del estado de la autopista. Asetranspo asegura que para ellos es muy fácil demostrar los inconvenientes resultantes de la mala gestión, gracias a los tacógrafos y dispositivos GPS que llevan los vehículos. Con estos aparatos podrían probar las retenciones y pérdidas de tiempo que llevan meses denunciando y que, ahora, podrán en manos de la Justicia.

TAXI. El sector del taxi también lleva años sufriendo las consecuencias de unas obras eternas. José Luis Fiuza, presidente de Teletaxi en Pontevedra, insiste en que varios pasajeros llegaron tarde a sus destinos debido a los kilométricos atascos que se formaban en la zona. "He tenido clientes que han perdido vuelos por las retenciones", recuerda.

Por ahora, cuenta que no tiene constancia de que ninguno de sus compañeros esté pensando en emprender acciones legales contra la concesionaria. De hacerlo, asegura que sería necesaria una acción conjunta, como la del sector del transporte, para conseguir que se haga justicia.

Pese a los altos precios y la continua afluencia de tráfico, Audasa niega que la autopista esté pagada. La empresa afirma que, al inicio de 2017, solo había cubierto el 28,6% del coste de la vía. Ahora, de ser condenada, no solo tendrá que hacer frente a la devolución de los peajes a los usuarios, sino que sectores como el de los transportes o el del taxi tendrían las puertas abiertas para presentar sus reclamaciones, teniendo como base una jurisprudencia favorable.

Tanto conductores particulares como profesionales coinciden en que la gestión de los trabajos de ampliación del puente fue desastrosa. Muchos usuarios comparaban la demanda presentada por la Fiscalía con las reclamaciones que se interponen en otras modalidades de transporte como el tren o el avión, donde los retrasos conllevan la devolución del dinero. Se cree que, en el caso de los particulares, de salir adelante la reclamación, podrían recibir hasta 3.000 euros de media, entre el importe del peaje y los posibles intereses. Todo indica que, de ser aceptada una demanda por parte de los conductores profesionales, este importe sería mucho mayor.

La duda ahora es si Audasa será capaz de hacer frente a los pagos en caso de que el Juzgado de lo Mercantil se ponga del lado de los consumidores. Por el momento no se ha pronunciado y su página web lleva inactiva varios meses.

Su contrato de concesión sobre la AP-9 no vence hasta 2048 y el Parlamento autonómico ya ha solicitado en varias ocasiones la transferencia a Galicia de la titularidad de la autopista. Por el momento, el Gobierno se ha negado. Sin embargo, para Audasa la demanda de la Fiscalía podría suponer su mayor varapalo económico tras varias décadas de pingües beneficios con los peajes gallegos.

Transportistas y taxistas clavan la vista en la demanda a Audasa
Comentarios