jueves. 01.10.2020 |
El tiempo
jueves. 01.10.2020
El tiempo

Una vendimia con protocolo anti-coronavirus

Control de temperaturas en el acceso al viñedo de la bodega Marqués de Vizhoja en Arbo. SALVADOR SAS/EFE
Control de temperaturas en el acceso al viñedo de la bodega Marqués de Vizhoja en Arbo. SALVADOR SAS/EFE
Los trabajadores deberán llevar mascarilla, someterse a controles diarios de toma de temperatura y utilizar hidrogel para la desinfección de manos

Bodegas Marqués de Vizhoja presentó ayer en Arbo un detallado protocolo de actuación para proteger la salud de las 150 personas que participarán en las tareas de recolección, selección y transporte de uvas en la vendimia que se avecina.

Será la primera vendimia tras la declaración de la pandemia del coronavirus y la bodega gallega, consciente de la necesidad de fortalecer la prevención, ha elaborada una Guía de Buenas Prácticas y un sistema anti-Covid para los vendimiadores.

El protocolo, presentado en sus instalaciones centrales, se ha elaborado siguiendo las especificaciones incluidas en las recomendaciones sanitarias de cara a la vendimia y a la contratación de temporeros de la Federación Española del Vino, así como las opiniones de otros expertos consultados por la bodega.

Los vendimiadores mantendrán una distancia de dos metros

Así, los trabajadores, que procederán de áreas geográficas próximas a Arbo, deberán llevar mascarilla, someterse a diario en el control de entrada a la bodega a una toma de medida de temperatura corporal, y utilizar el hidrogel para la desinfección de manos que les proporcionará la compañía.

Bodegas Marqués de Vizhoja destaca que reducirá al mínimo el contacto físico durante la vendimia, con una distancia preventiva mínima de dos metros, y que al final de cada jornada laboral procederá a una completa desinfección de las instalaciones y de todo el material utilizado en la recolección.

La circulación por el viñedo será mediante la designación de un tramo determinado por persona y se realizará en las dos direcciones, de forma que se evite la aproximación a otros jornaleros.

"La distribución del personal impedirá el acercamiento, con la ayuda además de balizas indicadoras que señalizarán al vendimiador cuándo debe realizar el cambio", explicó Javier Peláez, propietario y director técnico de la bodega.

Para esta distribución, se tendrán en cuenta también los datos del mapeo, una representación digital de los viñedos que permite tenerlos informatizados y conocer de antemano su distribución exacta y productividad.

Por otra parte, la entrada y la salida, tanto a la bodega como a los viñedos, será escalonada, y en caso de que alguna persona presente síntomas, ya sea en las instalaciones o en su domicilio, la bodega pondrá en marcha los protocolos fijados por las autoridades sanitarias.

Una vendimia con protocolo anti-coronavirus
Comentarios