Un violento secuestro para realizar un 'vuelco' de cocaína llega a la Audiencia

Dos individuos se enfrentan a penas de diez años de prisión por amordazar, agredir y detener ilegalmente a un hombre al que pedían "el dinero y la mercancía" en una nave del sur provincial
El juicio tendrá lugar en la Audiencia Provincial de Pontevedra. DAVID FREIRE
photo_camera El juicio tendrá lugar en la Audiencia Provincial de Pontevedra. DAVID FREIRE

"Se abalanzaron sobre él, lo tumbaron en el suelo boca abajo y lo ataron de pies y manos, con bridas y cinta aislante, que en este último caso sujetaba los cargadores de taladro que le habían colocado como peso en las piernas". Así describe el fiscal en su escrito de acusación el inicio del secuestro que supuestamente sufrió un individuo al que exigían "la mercancía", en alusión a cocaína, y "el dinero", en el interior de su propia nave en la localidad de Ponteareas. Los hechos, que ocurrieron en agosto de 2019, se juzgarán este martes (9.30 horas) en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Pontevedra.

"A continuación, los procesados le colocaron una funda de almohada cubriéndole totalmente la cabeza, lo que le impedía su visión, mientras le pisaban la cabeza y se la golpeaban. Después los procesados le colocaron una soga alrededor del cuello y tiraron fuertemente de ella, mientras le colocaban los pies sobre su espalda, sintiendo con ello que perdía el aire por momentos", relata la acusación. Todo ello mientras le exigían que les entregase "el dinero y la mercancía (refiriéndose a la cocaína) que tenía consigo y que si no lo hacía acabarían con su vida".

Cada cierto tiempo, los investigados efectuaban llamadas telefónicas a una tercera persona, al tiempo que le indicaban a la víctima que estaban actuando en nombre de otro.

Se da la circunstancia de que unos días antes de la presunta detención ilegal, otras dos personas, también procesadas como inductoras del secuestro, se presentaron en el mismo inmueble del agredido con la intención de comprarle cocaína, según se refleja en el relato de hechos provisional elaborado por el Ministerio Público.

Por todo ello, los investigados se exponen a posibles condenas de diez años de cárcel en cada caso por el delito de detención ilegal, además de al pago de una multa por las lesiones leves causadas al denunciante, al que, además, si resultan condenados, deberán indemnizar con más de 1.000 euros, intereses aparte.