Lunes. 24.09.2018 |
El tiempo
Lunes. 24.09.2018
El tiempo

¿Qué averías sufren habitualmente los coches de los pontevedreses?

Coche Averiado
Coche Averiado

Los habitantes de Pontevedra se caracterizan por realizar una gran cantidad de desplazamientos a diario por medio de sus respectivos vehículos, siendo el coche uno de los más usados. Sin embargo, desafortunadamente en ocasiones se ven obligados a recurrir a otros medios de transporte de forma repentina tras darse cuenta de que su respectivo automóvil no funciona como debería.

Tanto los talleres de reparación como varios estamentos en general se encargan de anotar cada avería tratada, elaborando posteriormente los registros estadísticos que nos permiten saber exactamente qué contratiempos son los que se dan frecuentemente en los coches que conducen los pontevedreses.

Estas son las averías de coches más comunes en Pontevedra

- La primera a comentar afecta a la bomba de gasolina considerada por los expertos como uno de los elementos de mayor relevancia dentro de todo automóvil. Y no es para menos, puesto que dicha parte actúa trasladando el combustible hasta los inyectores. Así pues, en caso de no funcionar con normalidad el vehículo se vería incapaz de circular.

Afortunadamente dicha avería que tan frecuente es en Pontevedra puede ser evitada con acciones tan sencillas como no circular en demasía cuando el depósito ha entrado en reserva, llevar a cabo un buen mantenimiento sustituyendo cada filtro del combustible en el momento oportuno y asegurarse de que la gasolina goza de la calidad necesaria sin la posibilidad de que, junto a ella, penetren otras partículas que podrían causar daños en el conjunto.

- Seguidamente debe ser descrito otro contratiempo muy habitual y que conviene subsanar cuanto antes. Y es que afecta de lleno a un elemento que también adquiere mucha trascendencia en lo que se refiere al funcionamiento del vehículo. Se trata de la vibración del volante que más allá de lo poco confortable que resulta también puede derivar en dificultades a la hora de manejar el automóvil, afectando así a la seguridad de los ocupantes y del resto de conductores.

Este tipo de vibraciones pueden ser causadas por diversos motivos, aunque generalmente el origen reside en los neumáticos. El hecho de que su desgaste no sea parejo, hayan estado sin circular durante una gran cantidad de tiempo o permanezcan desequilibrados da pie a la citada avería, aunque existen otros factores que también la ocasionan, siendo un claro ejemplo la desalineación de la dirección. En cualquier caso conviene visitar un taller con la mayor brevedad posible para poner fin a la peligrosa vibración del volante.

- Los expertos en reparaciones de coches que trabajan en la región pontevedresa coinciden en afirmar que unas de las averías más comunes son aquellas que guardan una relación directa con el desgaste que sufre el embrague, aspecto que no es tenido demasiado en cuenta por los conductores a pesar de la importancia que merece. Y es que en caso de no actuar persistiendo en la circulación a pesar de que el citado elemento patina o está demasiado duro el volante motor sufriría las consecuencias, amén de otras partes como el sistema hidráulico.

Es por ello que si el embrague se ha desgastado tras una cierta cantidad de kilómetros recorridos, aspecto que habrá sucedido especialmente si los mismos han sido llevados a cabo en entornos urbanos de constantes paradas y arrancadas, es fundamental sustituirlo cuanto antes evitando así problemas de mayor envergadura que acarrearían un desembolso estratosférico si los daños llegan a ser graves.

- Otra avería que afecta a una considerable cantidad de conductores de Pontevedra es la de la válvula EGR, sobre todo aquellos que cuentan con un vehículo diésel. Si el motor repentinamente acusa una disminución de la potencia, tienes dificultades para arrancarlo u observas una excesiva expulsión de humo de color negro puede ser un indicativo de que el mencionado elemento presenta suciedad que le imposibilita operar con normalidad.

Aunque su principal cometido únicamente consiste en evitar la contaminación lo cierto es que, si no se procede a limpiar la válvula EGR cuanto antes, el catalizador podría verse afectado, así como la duración global del motor del coche, demostrando este aspecto que dicha parte cuenta con mucha más trascendencia de la que parece a priori.

- La última avería a comentar puede llegar a ser muy costosa: romper la correa de distribución. Esta parte se encarga básicamente de trasladar los movimientos que provienen del cigüeñal haciendo que lleguen hasta el árbol de levas, logrando de esta manera que las válvulas actúen adecuadamente y el motor se encienda.

Evitar la rotura está en las manos de los pontevedreses, quienes deben proceder a cambiarla tras recorrer la cantidad de kilómetros indicada por el fabricante o al superar una cierta cantidad de años cuya media acostumbra a rondar los ocho en total. Ciertamente el coste de la sustitución no es barato independientemente del taller al que se acuda, pero resulta mucho más económico en comparación con el desembolso que supone romperla por completo.

¿Qué averías sufren habitualmente los coches de los pontevedreses?
Comentarios