El bono social eléctrico: qué es, requisitos para su solicitud y renovación

Bono social electrico

El pasado mes de octubre del 2017, el Gobierno aprobó una nueva regulación para el bono social eléctrico. Un descuento en la factura de la luz que se aplica sobre el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor a aquellas personas consumidoras que se encuentran en situación de vulnerabilidad.

El bono social de luz se trata, por tanto, de una ayuda que ofrece el Gobierno para que aquellas personas con menos recursos económicos puedan pagar sus recibos de electricidad. A continuación, ofrecemos cumplida información sobre el bono social eléctrico.

Requisitos para solicitar el bono social eléctrico

Precisamente, por el hecho de estar dirigido hacia este colectivo de personas consumidoras vulnerables necesita de una serie de requisitos para su solicitud. Cualquier consumidor que lo solicite debe cumplir alguno de los siguientes requisitos:

- Contar con una renta reducida: la renta conjunta de la unidad familiar debe ser igual o inferior a estas cantidades (11.279,38 euros en el caso de que no forme parte de una unidad familiar o no haya ninguna persona menor en la unidad familiar; 15.039,18 euros en el caso de que haya una persona menor en la unidad familiar; 18.798,97 euros en el caso de que haya dos personas menores en la unidad familiar)

- Estar en posesión del título de familia numerosa

- Que la propia persona consumidora y todos los miembros de la misma unidad familiar que tengan ingresos sean pensionistas de la Seguridad Social por jubilación o incapacidad permanente, percibiendo la cuantía mínima vigente y no recibiendo otros ingresos

- Que la persona consumidora o alguna de las personas de la unidad familiar tenga una discapacidad reconocida igual o superior al 33%

- Que la persona consumidora o alguna de las personas de la unidad familiar acredite situación de violencia de género o tenga condición de víctima del terrorismo

Al mismo tiempo, y además de los requisitos anteriores, pueden solicitar el bono social eléctrico todas aquellas personas que estén siendo atendidas por los servicios sociales de una administración autonómica o local y que financie al menos el 50% del importe de la factura. Estas personas serán ya consideradas consumidoras en riesgo de exclusión social.

Cómo solicitar el bono social eléctrico

Todas aquellas personas que deseen solicitar el bono social eléctrico deberán presentar ante la empresa comercializadora la solicitud y la documentación en la que se acredite el cumplimiento de los requisitos anteriores.

Dicha solicitud se podrá presentar por teléfono, en las oficinas de la comercializadora, por fax, correo electrónico o postal o incluso a través de la propia página web de la comercializadora.

Tras la entrega de la solicitud, la empresa comercializadora dispondrá de 15 días hábiles para hacer las comprobaciones oportunas, estudiar cada caso y ofrecer un resultado al solicitante. Si finalmente la solicitud es denegada, la comercializadora está obligada a emitir la razón de la denegación al cliente. Este último podrá recurrir el resultado a la autoridad de consumo de su Comunidad Autónoma.

En caso de aprobarse la solicitud, el descuento del bono social de la luz se aplica desde el día en el que la solicitud fue admitida a trámite de forma completa. ¿Qué quiere decir esto? Pues que aunque el descuento comience a aplicarse en las facturas posteriores, también debe contemplarse la reducción que corresponda a la factura anterior que le llegó al consumidor durante el periodo de tramitación de la solicitud.

Descuentos del bono social eléctrico

El nuevo bono social de luz contempla una serie de tipos de descuento dependiendo de la categoría en la que se engloba cada consumidor:

- 25% para los consumidores vulnerables

- 40% para los consumidores vulnerables severos

- Los consumidores vulnerables severos en riesgo de exclusión social, con ayuda de la Comunidad Autónoma que cubra al menos el 50% de la factura no tendrán que pagar la luz

Estos descuentos del bono social se aplican sobre el total de la factura de la luz antes de añadir los impuestos. Quiere esto decir que se aplican concretamente sobre el término de potencia y el término de consumo (potencia contratada y consumo de electricidad). No obstante, hay que tener en cuenta que el nuevo bono social incluye límites en cuanto al consumo de luz subvencionado.

Renovación del bono social eléctrico

Hay personas que ya son beneficiarias del bono social eléctrico con anterioridad al 10 de octubre del 2017. Si estas desean renovar el bono, dispondrán hasta octubre del 2018 para acreditar el cumplimiento de los requisitos con los que seguir siendo consideradas personas consumidoras vulnerables.

Este último aspecto hay que tenerlo muy en cuenta, ya que la fecha de renovación expiraba el pasado 10 de abril. Sin embargo, se ha ampliado hasta octubre del 2018. En caso de no renovar la acreditación, el bono social dejará de ser aplicado a partir de la siguiente factura de la luz.