¿Cuánto cuesta tener un coche propio?

renting alquiler de coches

Es un debate cada día más abierto y que cada cierto tiempo sale a la palestra. ¿Es mejor tener coche propio? ¿O quizás resulta más rentable apostar por algún tipo de opción como el renting? Para dar una respuesta adecuada, conviene observar los datos al respecto, de forma que cada usuario pueda juzgar y ver sus posibilidades según sus intereses.

En cualquier caso, cada día más ciudadanos apuestan por coches de renting, ya que los gastos que supone un vehículo adquirido bajo esta modalidad, en comparación con los de un coche en propiedad, apenas difieren, e incluso pueden ser más reducidos si se apuesta por el ya citado renting.

Los gastos del coche propio

Para entender a qué nos referimos, veamos cuáles son, de media, los gastos que supone tener un coche en propiedad. Luego, los compararemos con los del renting.

Como decimos, de media, según los datos de diversos estudios, el gasto de tener un coche propio puede rondar los 416 euros mensuales, incluidos diversos conceptos.

¿Es posible que el gasto sea tan elevado? Si empezamos a sumar desembolsos diversos, podemos entender que, en efecto, no es un elemento barato de nuestro día a día, aunque pueda ser necesario y útil.

La financiación, el seguro y los impuestos

Comencemos con los gastos relacionados con el pago, el seguro obligatorio y los impuestos que se han de pagar por el simple hecho de tener un coche en propiedad.

Por lo general, nadie paga el coche a tocateja, como se suele decir. Es común realizar una financiación, lo que suma al coste del vehículo un extra en forma de intereses. Dicho gasto extra, de media, supone unos 2.000 euros anuales.

En lo que respecta al seguro, siempre se pueden elegir modalidades más económicas, como las franquicias, los seguros a terceros, etc. Es decir, evitar el todo riesgo, que es el más caro, en especial, cuando el vehículo es nuevo.

La media de un seguro en nuestro país ronda los 375 euros si es a terceros, y los 650 euros si es a todo riesgo, según afirma Víctor López, responsable de aseguradoras del célebre comparador Rastreator.

Por último, en lo que respecta a la parte impositiva, o sea, los impuestos que genera el tener en posesión un vehículo particular o profesional, encontramos que puede variar de forma notable entre un ayuntamiento y otro, pues la circulación y esta imposición es municipal. En cualquier caso, según un estudio llevado a cabo por AEA, los Automovilistas Europeos Asociados, la cifra varía desde los apenas 36 euros que se pagan en Melilla hasta los casi 210 euros que se pagan en San Sebastián, donde este impuesto es más elevado en la península.

Los gastos propios del coche

Además, hemos de contar con los gastos propios del coche que, como todo el mundo sabe, son bastantes, ya que hay que mantenerlo en buen estado.

Por un lado, tenemos el gasto en combustible. Por lo general, se considera una de las mayores inversiones al tener vehículo particular, pues cuesta bastante dinero ‘alimentar’ al vehículo para poder circular.

Hoy en día hay opciones más económicas, como los eléctricos o los híbridos. En cualquier caso, los presupuestos para repostar rara vez bajan de los 800 euros al año a no ser que apenas hagamos kilómetros. Pero en un kilometraje medio de unos 12.000 a 15.000 km al año, el precio rondará los 800 a 1.000 euros.

Después, hemos de contar con el mantenimiento. Aunque no sea constante, todos los años hemos de revisar el vehículo, saber que todo está bien y sustituir aquellas piezas que se han ido desgastando con el uso y el paso del tiempo.

Por norma general, el gasto medio en lo que a reparación se refiere suele rondar los 350 euros al año. En este apartado entran revisiones anuales recomendados por el fabricante que incluyen cambios de filtros y otros cuidados, el pasar la ITV, que a partir del cuarto año se hace de forma bianual y a partir de los 10 años de antigüedad es anual, y sumamos las posibles averías que aparezcan, como parabrisas rotos, pinchazos, cambios de neumáticos por desgaste, etc.

¿Coche propio o coche de renting?

Finalmente, la media en gasto mensual es de unos 400 euros, como comentamos al comienzo. Si pensamos que un renting ronda los 300 o 400 euros mensuales, pero ahorras preocupaciones en talleres, paso de la ITV, etc., ¿no te parece una buena idea apostar por esta última modalidad?

Recuerda, además, que gracias al renting tendrás coches con los últimos avances en tecnología, seguridad, etc. Y no necesitarás años, a veces incluso décadas, para amortizar tu vehículo propio, ya que siempre tendrás uno nuevo y con las mejores prestaciones.

¿Imaginabas que tener coche propio podía ser tan caro? Es normal, pues no todo el mundo se para a pensar en ello. Pero cada vez lo hace más gente, por lo que los coches de renting no paran de ser la apuesta de más ciudadanos que desean despreocuparse de los gastos del vehículo y prefieren optar por un automóvil moderno, fiable y seguro.