Descubre los pueblos gallegos con más encanto

catedral de Santiago
photo_camera catedral de Santiago

Los españoles de fuera de Galicia, visitan esta comunidad en busca de los pueblos con mayor encanto, para pasar las vacaciones o simplemente para admirar sus fabulosos paisajes.

En Galicia hay paisajes de montaña que parecen sacados de un cuento de fantasía, de lo hermosos que son; además, su gente es muy especial, con una amabilidad y cercanía fuera de serie.

Santiago de Compostela es, probablemente, la población más famosa de esta región, por su oferta académica y sus espectaculares edificios históricos. Pero los pueblos gallegos están llenos de magia y son un regalo para los sentidos de quien los visita.

¿Por qué vivir en Galicia?

No solamente para turismo, vivir en Galicia es una buena elección, ya que estos pueblos tienen un alto nivel de vida, los servicios públicos son muy eficientes y ofrecen muchas oportunidades para los visitantes que proceden desde otras regiones de España.

Además, vivir en Galicia supone residir en un lugar hermoso, lleno de historia y mucho encanto, siempre podrás mostrar fotografías dignas de una postal. El único problema puede ser elegir el pueblo que más te guste, ya que todos son hermosos.

Los pueblos más bonitos de Galicia

Allariz

Este pueblo ubicado en Ourense es muy hermoso, no es casualidad que encabece los muchos listados que se hacen de los pueblos más bonitos de Galicia.

Este pueblo luce calles empedradas que provocan un ambiente que recuerda a épocas antiguas, y da cuenta de lo respetuosos que son sus habitantes con las tradiciones.

Si quieres conocer Allariz, vas a encontrar muchos paisajes majestuosos, edificios históricos, donde vivieron reyes y nobles en tiempos remotos; además, lugares llenos de magia y belleza. Si quieres vivir allí, vas a encontrar gente amable que te dará la bienvenida, así como también tendrás una vida tranquila y segura.

Combarro

Este pueblo está en Pontevedra y hace alarde de la arquitectura más tradicional de Galicia. Los turistas pueden embelesarse con impresionantes edificaciones llenas de historia y cultura. Puedes encontrar casas de piedra convertidas en centros gastronómicos, donde los turistas pueden disfrutar de lo mejor de la comida gallega.

Los paisajes son inigualables, ya que Combarro tiene acceso al mar, y ofrece a la vista miles de postales que combinan agua, tierra y un cielo espectacular.

Ir a pasear a Combarro es algo muy aconsejable, se pueden pasar días de mucho disfrute en familia, pareja o en soledad. Pero si se quiere vivir allí, también ofrece muchas ventajas.

A Guarda

También en Pontevedra está este pueblo gallego lleno de sitios interesantes para visitar. El ambiente marino le da la bienvenida a los turistas, visitantes y nuevos habitantes, invitando a tomar muchas fotos de sus paisajes hermosos.

Las fachadas multicolores son típicas de los pueblos marinos, ya que se pueden distinguir desde las embarcaciones que se acercan a la costa. En A Guarda sucede eso y mucho más, ya que es un pueblo a orillas del mar.

La oferta de sitios históricos es muy amplia en este pueblo gallego, así que el turista puede hacer un recorrido muy enriquecedor, mientras visita todos estos lugares.

Cambados

Seguimos en Pontevedra para conocer Cambados, un pueblo gallego con todo lo necesario para pasar unos bellos días de turismo. Se trata de una población de gente amable con los turistas y con quienes llegan a reiniciar su vida en este sitio.

Cambados es famosa porque de allí es originario el vino albariño, pero ese no es su único atractivo, ya que se trata de un pueblo con gran historia. Allí habitaban nobles que dejaron su impronta de muchas maneras, en edificios, plazas, casas, etcétera.

Sus casas adoquinadas tienen un aire marinero, ya que es un pueblo a orillas de mar y todo el ambiente está impregnado de costa.

La comida es un gran atractivo de este pueblo, los platos con productos del mar, especialmente las almejas, son deliciosos.

Ribadavia

Ribadavia queda en Ourense y es la capital de O Ribeiro. Si tienes la oportunidad, no dejes de visitar Ribadavia, ya que es uno de los pueblos más bonitos de Galicia, te va a encantar.

No dejes de conocer el Castillo de los Sarmientos, el Monumental Santo Domingo, El Santuario de Nuestra Señora del Portal, y muchos otros sitios que tienen un valor arquitectónico muy importante, y además, están impregnados de historia.

Algo que destaca en este pueblo de Galicia son sus aguas termales. Las termas de O Prexigueiro son muy visitadas, por lo relajantes y medicinales que son, al igual que las Pozas de Melón.

Ribadeo

Las playas de este pueblo gallego, ubicado en Lugo, son muy famosas y recomendadas si estás haciendo turismo por dicha región.

Los edificios históricos y su ascensor panorámico, completan las razones por las que hay que dedicarle unos cuantos días a visitar Ribadeo. En este pueblo hay muchos sitios para disfrutar y observar las diferencias entre las edificaciones de antaño y las modernas.

Si te gusta hacer turismo de bares y restaurantes, Ribadeo no te va a decepcionar. En este pueblo hay una gran oferta gastronómica y de vida nocturna. Se trata de un lugar imprescindible si estás en Galicia y quieres conocer sus pueblos.

Muros

Si te gusta el mar y la montaña, te recomendamos visitar Muros, ya que en este precioso pueblo combinan estos 2 ambientes de manera fenomenal. Muros está ubicado en A Coruña.

Este pueblo tiene edificios llenos de historia, con una arquitectura muy enriquecedora de observar. Muros fue declarado Conjunto Histórico y Artístico y Bien de Interés Cultural, lo que evidencia la relevancia de sus edificaciones y construcciones.

Si quieres un momento de paz y sosiego, dirígete al puerto, el mar que baña a Muros constituye un paisaje de ensueño, sus colores, el brillo de sus aguas y el sol coronando todo el conjunto, es un regalo para los sentidos.

Galicia es una comunidad autónoma con muchos atractivos de todo tipo, pero sin duda, sus pueblos son de los mejores para la vista. No dejes de visitarlos si quieres explorar ambientes llenos de magia, y si quieres mudarte allá, seguramente te irá muy bien en todos los sentidos.