Por qué es importante la tasación para una hipoteca

Préstamo banco reunión hipoteca

Acudir al banco en busca de un préstamo hipotecario para poder comprar una vivienda, o cualquier otro tipo de inmueble, es algo tremendamente habitual. Es por ello que escoger la hipoteca que mejor se adapte a nuestra situación resulta fundamental. Son muchos los factores a tener en cuenta a la hora de solicitar las hipotecas y uno de los más importantes es la tasación. En este artículo os explicaremos hasta qué punto dicho informe resulta crucial en todo el proceso.

Requisito indispensable

Un informe de tasación es un trámite de obligado cumplimiento a la hora de constituir una hipoteca. No en vano, sirve para que quien presta el dinero pueda analizar el riesgo de la operación. Y es que, en caso de impago, el propio inmueble, y su valor de subasta, debería ser más que suficiente para cubrir el importe de la operación más los intereses generados.

La entrada en vigor de la Ley 5/2019, reguladora de los Contratos de Crédito Inmobiliario, conocida popularmente como "la nueva ley hipotecaria", vino a establecer que todos los gastos derivados de la constitución de una hipoteca correrían a cargo del prestamista (entidad financiera). A excepción, eso sí, de la propia tasación. Trámite que debe ser abonado por el solicitante. Puede parecer un asunto intrascendente. No obstante, la posibilidad de escoger la sociedad de tasación reafirma el principio de independencia y objetividad de dicho servicio. Erigiéndose, ya de paso, como un derecho del propio consumidor.

Fuente de información inmobiliaria

Que la tasación sea un trámite obligatorio no quiere decir que quienes lo solicitamos no obtengamos también una serie de ventajas adicionales. Y es que se trata de un documento que no solo se centra en aportar el valor del inmueble. Posibles cargas, planos del inmueble, dimensiones y superficie, registro del catastro, estado de conservación, adecuación a la normativa urbanística, defectos jurídicos de inscripción, etc. La información aportada es de tal magnitud que convierten a dicho documento en una pieza fundamental. Sirviendo, además, como elemento garantista de que lo que compramos se ajusta a lo que realmente se nos indica en el proceso de compraventa.

Mucho más que una garantía hipotecaria

Es cierto que estamos acostumbrados a asociar la tasación con los préstamos hipotecarios. No obstante, el mercado inmobiliario resulta mucho más complejo. No en vano, existen multitud de casos en los que dicho informe no se realiza con ningún propósito relacionado con una hipoteca. Empresas patrimoniales, socimis (sociedades anónimas destinadas a la compra, rehabilitación y promoción de activos inmobiliarios para su arrendamiento), trámites legales y administrativos, etc. Como podéis leer, las tasaciones cuentan con multitud de finalidades que van mucho más allá de los límites hipotecarios.

Transparencia

En definitiva, y resulta importante incidir sobre ello, la tasación se configura como un elemento imprescindible en cualquier operación inmobiliaria que busque una total y absoluta transparencia. Y es que hablamos del único documento dentro del proceso de compraventa de un bien inmueble que garantiza las características del mismo. Por todo lo anterior, acudir a las sociedades de valoración y tasación homologadas por el Banco de España es el único camino legal, y sensato, para que todas las partes implicadas puedan asegurarse que los términos del proceso a regular llegan a buen puerto cumpliendo, paso a paso, la normativa vigente.