¿Qué material de fregadero de cocina escoger? Pros y contras de cada uno

fregadero cocina

A través de un estudio publicado recientemente nos hemos dado cuenta de que elegir un fregadero es más difícil de lo que parece. A pesar de que en un primer momento puede parecer que el proceso es sencillo, realmente no lo es. Eso se debe a que en el mercado hay una amplia variedad de opciones entre las que elegir.

Para conseguir que la decisión de compra del fregadero de cocina te resulte más sencillo, en este artículo te vamos a mostrar los pros y contras de los diferentes materiales de fregadero. Así estamos seguros de que sabrás qué opción encaja mejor con lo que buscas y en consecuencia podrás disfrutar de una buena experiencia.

Fregaderos de acero inoxidable

Analizando el catálogo de fregaderos de FregaderosEncimera, podemos comprobar que es el material más demandado a la hora de adquirir fregaderos. Este tipo de material destaca por tener un gran número de ventajas y pocos contras. Eso hace que sea la alternativa más usada en la gran mayoría de cocinas.

Pros de los fregaderos de acero inoxidable

  • Ligereza: hablamos de un material que siempre ha destacado por ser ligero. Eso permite que la instalación sea mucho más sencilla, incluso cuando solo está disponible una persona para instalarlo.
  • Resistencia: a pesar de ser ligero, se ha demostrado a lo largo de los años que es muy resistente al uso y a los golpes. Eso significa que se presenta como una opción interesante para las personas que buscan una vida útil larga para el fregadero.
  • Facilidad de limpieza: como podrás comprobar de primera mano si finalmente optas por este material, la limpieza del fregadero te resultará muy sencilla. Eso hace que sea una opción interesante para las personas que siempre van con prisa.

Contras de los fregaderos de acero inoxidable

  • Acumulación de cal: el principal inconveniente que le vemos a este material es que sufre de la acumulación de cal. Pero si lo limpias todos los días, no tendrás ese problema.
  • Diseño: los diseños pueden considerarse como clásicos y sencillos. Aunque realmente se suelen integrar bastante bien en la gran mayoría de cocinas.

Fregaderos sintéticos

Otra alternativa son los fregaderos sintéticos. En este caso, hablamos del grupo, ya que como vamos a mostrar después, dentro de este grupo hay diferentes opciones entre las que podemos optar.

Pros de los fregaderos sintéticos

Resistencia: hemos podido comprobar que, en la gran mayoría de casos, los fregaderos sintéticos destacan por ser muy resistentes a los golpes. Pero no solo a eso, también a las ralladuras, por lo que puede decirse que son otra opción interesante si quieres optar por un modelo a largo plazo.

  • Temperaturas: son resistentes a los cambios de temperatura. No suelen sufrir demasiado cuando pasamos del agua fría a caliente.
  • Retención de la cal: en la gran mayoría de ocasiones no retienen tanto la cal como los de acero inoxidable.
  • Diseños: gracias a que dentro de este grupo podemos incluir muchos materiales, cada material ofrecerá un diseño diferente.

Contras de los fregaderos inoxidables

  • Precio: suelen ser más caros que los de acero inoxidable. Es decir, para los presupuestos más ajustados igual no es la mejor opción.
  • Limpieza: dependiendo del material, puede ser más o menos costoso su limpieza.

Principales materiales de los fregaderos sintéticos

Dentro del grupo de los fregaderos sintéticos tenemos que decir que hay diferentes materiales. Te vamos a hablar de los principales para que los puedas conocer y ver cuál se adapta mejor a lo que estás buscando.

  1. Gres y cerámica: son una buena opción para los más exigentes. Uno de sus puntos fuertes es la limpieza, son realmente fáciles de limpiar. Además, son realmente elegantes, gracias a que tienen un acabado esmaltado que realza la belleza del mismo. Eso sí, es un material sensible a los golpes, por lo que hay que tener cuidado al usarlos. Una buena opción para las cocinas de estilo tradicional.
  2. Grafito: también conocido como fragranite. Es un tipo de material muy resistente a los golpes, es decir, puede ser una buena opción si vas a usar bastante el fregadero. También es resistente a las manchas y a los cambios de temperatura. Sin olvidar que suelen venir tratados para que la proliferación de bacterias en el fregadero sea más complicada.
  3. Tectonite: este material es algo menos conocido, se elabora a base de mezclar resinas sólidas. Es una composición que permite que la superficie sea totalmente lisa, lo cual se traduce en una gran facilidad de limpieza. No hay que olvidar que es un material bonito para los fregaderos, resistente a las ralladuras y a los cambios de temperatura. Si no fuese por el precio, el cual suele ser alto, podría ser otra opción interesante para todo tipo de clientes.
  4. Piedra: dentro de este material podemos encontrar diseños clásicos y modernos. Gracias al material, podemos asegurar que es un fregadero muy resistente a los cambios de temperatura, ralladuras y golpes. Eso hace que poco a poco esté ganando importancia en este mercado.
  5. Cristal: es un material un poco delicado en cuanto a los golpes, pero gracias a su elaboración, es resistente a las ralladuras y evita la concentración de cal en algunos modelos. Otra cosa que suele gustar mucho es la superficie lisa, la cual ayuda a que la higiene pueda ser superior con más facilidad.
  6. Composite de resina con cargas minerales: otra opción dentro de los fregaderos sintéticos que suele dar buenos resultados. Este material suele destacar por ser resistente a los cambios térmicos y sobre todo a los golpes.

Como has podido comprobar, en el mercado hay una amplia variedad de materiales a la hora de elegir un fregadero. Para tener la certeza de que el modelo elegido es el adecuado, en primer lugar, deberás elegir si quieres un fregadero sintético o de acero inoxidable. Si optas por el sintético, luego deberás elegir el material que más te guste. Finalmente apuesta por un diseño elegante para aportar un plus de elegancia a la cocina. No optes por el primer modelo que encuentres, compara para elegir siempre la mejor alternativa.