Seguro a todo riesgo con franquicia: ¿vale la pena la inversión?

A la hora de asegurar un vehículo hay muchas opciones, desde un seguro a terceros hasta un seguro a todo riesgo con franquicia o sin ella. Es muy importante conocer las particularidades de cada opción para asegurarnos de haber elegido correctamente y tener una póliza que nos cubra, además de adaptarse al presupuesto de cada tipo de conductor.

¿Es realmente interesante el seguro a todo riesgo con franquicia? Si no te lo has planteado, o si no conoces sus características, este artículo es para ti.

¿Qué es un seguro a todo riesgo con franquicia?

Tal y como entendemos de su nombre, es aquel seguro que incluye una franquicia. Pero… ¿Qué es una franquicia? Significa que el cliente habrá pactado previamente con la aseguradora el pago de una determinada cantidad en el caso de que se produzca un siniestro. Podemos entenderlo como un límite fijado que indica el coste que asume el asegurado y aseguradora (en relación con los daños propios).

Para poder entender su funcionamiento mejor, vamos a ver un ejemplo:

Imaginemos el caso de una persona que contrata un seguro a todo riesgo con franquicia, establecido el precio de la misma en 200 €. Al salir de su garaje tiene un accidente y lo abolla.

Cómo los daños son leves, la reparación que tiene que asumir en el taller supongamos que será de 150 €. Cómo se trata de una cifra inferior a la franquicia, el tomador del seguro tendrá que asumir el precio de la reparación (es decir: no la asumirá la aseguradora).

¿Qué ocurriría si el arreglo fuese de 600 € (un precio más elevado que la franquicia)? En este caso, el cliente se hará cargo de los 200 €, mientras que la compañía pagará los 400 € que faltan hasta el valor pactado.

¿Cuáles son las ventajas de invertir en un seguro a todo riesgo con franquicia?

Para saber si esta modalidad te interesa o no, aquí tienes una relación de sus ventajas más destacadas:

  1. Variedad de coberturas al mejor precio

Una de las razones para decantarse por los seguros a todo riesgo es por la variedad de coberturas que ofrece, pero también hay que considerar que el precio es más alto que una póliza a terceros.

Aquellos que quieran reducir un poco lo que están pagando por su seguro, pero al mismo tiempo quieran seguir disfrutando de las mejores coberturas, una buena opción es elegir un seguro con franquicia.

En el caso de que se produzca un accidente, el único cargo que tendrás que asumir es aquel que se habrá pactado como franquicia.

  1. Garantías de contratación

Dentro de las pólizas de seguro a todo riesgo con franquicia se suelen incluir algunas garantías de contratación muy interesantes, como vehículo de sustitución en el caso de que se haya producido un incendio, robo o daños variados.

Pero esta póliza se puede mejorar más al agregar una cobertura que indemnice la inmovilización del vehículo por reparación. Suele ser una alternativa a la cobertura del coche de sustitución.

Todo esto dependerá de cada compañía y de las prestaciones que ofrezca por cada póliza, así que es muy importante leer la letra pequeña para evitar cualquier sorpresa desagradable.

  1. Mayor nivel de personalización

Además, este tipo de póliza permite una interesante personalización por parte del tomador del seguro, y es que podrá hacer sus cálculos para saber qué es lo que le resulta más interesante en el caso de que se produzca un posible accidente.

Para tomar la decisión correcta sería interesante hacerse algunas preguntas, como el número de partes que sueles dar al año, el uso que le das al coche, si lo utilizas habitualmente para viajar, los accidentes que hayas podido tener en todo tu historial de conducción, entre otras eventualidades.

En cualquier caso, el nivel de personalización es muy alto.

¿Vale la pena un seguro a todo riesgo con franquicia?

En determinados casos puede ser muy interesante, pero para otros no se recomienda en absoluto.

  • Un seguro a todo riesgo con franquicia es para si no eres propenso a sufrir accidentes. Aunque si bien es cierto que un accidente por definición es imprevisible, un accidente importante podría suponer una importante inestabilidad para tu economía. Gracias a la modalidad de la franquicia, solo pagarás hasta una determinada parte, consiguiendo un ahorro muy importante.

  • Sin embargo, no se recomiendan para personas que sufran accidentes a menudo. Ten en cuenta que lo que ahorran en la póliza, lo terminarán pagando en pequeñas reparaciones que el seguro no va a cubrir al ser de un valor inferior al precio de la franquicia.

Considerando la información de este artículo, ya sabes por qué el seguro a todo riesgo con franquicia es tan interesante y si es o no para ti.