domingo. 20.09.2020 |
El tiempo
domingo. 20.09.2020
El tiempo

Los tipos de préstamos que pedimos en España

Los tipos de préstamos que pedimos en España
Los tipos de préstamos que pedimos en España

La hipoteca ha sido siempre el crédito estrella entre los españoles. De hecho, según cifras del Banco de España, de cada 100 euros de deuda, los españoles dedican 74 euros a pagar la vivienda. Sin embargo, pese al gran peso que suponen las hipotecas, los préstamos han recuperado terreno.

El préstamo más deseado

La principal conclusión que podemos sacar es que los préstamos reforma son los que más interés despiertan. Un 63% de los encuestados pediría un crédito para esa finalidad. Pero no solo para hacer cambios en casa es cuando los españoles piensan en la vía de la financiación. Un 55%, más de la mitad de los encuestados, consideran pedir un crédito para afrontar próximos gastos.

Y puestos a elegir, ya sea a través de créditos o mediante los ahorros que tengamos, queda claro que a los españoles nos gusta viajar. El 71% de los encuestados tiene previsto invertir tiempo y dinero es escaparse.

Los principales créditos ofrecidos hoy en día

Sean del tipo que sean, afrontar grandes gastos no es fácil. Se puede hacer a través de los ahorros, pero otras veces hay que acudir a la financiación. Por eso, las entidades financieras ofrecen préstamos personales distintos según su finalidad:

  • Préstamo reforma: una opción para financiar los cambios que queramos hacer en nuestra casa. Este tipo de créditos puede estar anunciado como tal, aunque las condiciones que se le dan no son más ventajosas como pasa en el caso de préstamos con otras finalidades.
  • Préstamo coche: pueden servir para financiar la compra de vehículos tanto nuevos como usados. En este caso, hay distintas opciones a valorar, ya que, además de los bancos y las entidades de crédito, los propios concesionarios también ofrecen financiación.
  • Préstamo estudios: ya sea para viajar al extranjero o estudiar en España, estudiar puede ser caro y este tipo de préstamos suelen facilitar el acceso a estudios superiores. Este tipo de préstamos son los más baratos en cuanto a intereses. Además, pueden tener períodos de carencia, por lo que podemos estar un tiempo sin pagar una parte o la totalidad del crédito.

Estos tres son los más típicos y los que más se anuncian por parte de bancos y entidades de crédito, pero hay más: viajes, celebraciones como bodas o comuniones, compras de electrodomésticos, operaciones dentales… 

Las finalidades de los créditos cada vez son más específicas para responder a las distintas necesidades que hay. Al mismo tiempo, especificar una finalidad supone una ayuda a los usuarios. 

Muchas veces ignoramos que un crédito con las condiciones adecuadas puede ser una solución a nuestros quebraderos de cabeza porque tienen unas condiciones que se adaptan perfectamente a nuestras necesidades.

Los tipos de préstamos que pedimos en España
Comentarios