Jueves. 20.09.2018 |
El tiempo
Jueves. 20.09.2018
El tiempo

Para qué se usan las chapas perforadas

Chapas Perforadas
Chapas Perforadas

Durante los últimos años el uso de chapas perforadas en el sector de la construcción y el interiorismo ha aumentado de forma considerable.  Por su apariencia, versatilidad, y resistencia, las láminas o chapas perforadas, son una alternativa muy eficaz e innovadora para diseños de interiores y arquitectónicos, donde se ha extendido su uso.

Por otro lado, en diseños donde la estética es el factor fundamental, sobre todo en entornos urbanos, las chapas perforadas son la mejor solución. Pero no sólo se está usando como parte del mobiliario urbano, o en la fachada de edificios, también se usa en la construcción de viviendas privadas y muchísimos objetos de uso diario.

Teniendo en cuenta que en la actualidad casi no hay límites para los diseños y las formas, con la ayuda de la tecnología se puede lograr transformar el metal a nuestro antojo. Además de su estética y versatilidad, las chapas perforadas son muy resistentes, lo que asegura una larga durabilidad.

Usos de las chapas perforadas

Se pueden utilizar, y de hecho se utilizan en muchos ámbitos. Empezando por la elaboración de metales, hasta en el uso en máquinas y vehículos, la industria eléctrica, la producción de energía, la industria alimentaria, la ingeniería civil, la arquitectura, y el diseño.

Gracias a su aspecto estético y su gran funcionalidad, son cada vez más utilizadas, de ahí que la venta de chapas perforadas se haya elevado de manera sustancial. Esto es así porque facilitan construcciones originales, atractivas y duraderas. Por otra parte, y a diferencia de las chapas de acero convencionales, las chapas perforadas ofrecen resistencia, permeabilidad y transparencia.

Además, también puede usarse como paneles de seguridad, tamices, cedazos vibratorios, parrillas, filtros, revestimiento de fachadas y balcones, así como protecciones contra el ruido, barandillas, pasamanos y paredes divisorias.

Las barandillas hechas de chapa perforada, por ejemplo, no sólo son atractivas, sino que también ofrecen una buena visibilidad desde el interior, al tiempo que protegen de miradas indiscretas. Además, en días de calor dan sombra al balcón o terraza de forma muy agradable.

En el caso de los techos y revestimientos interiores, la chapa perforada es una opción muy atractiva y además cumplen con una gran variedad de funciones. No sólo absorben el sonido, sino que también garantizan una circulación de aire óptima.

De otro lado, las fachadas revestidas de chapa perforada permiten que el aire fresco y la luz natural entren en el interior y a la vez protegen de las radiaciones solares y del calor.  Además de su aspecto elegante, este tipo de material apenas requiere mantenimiento. Esto es una gran ventaja añadida que no todos los materiales pueden ofrecer.

Tipos de chapas perforadas

Las perforaciones de las láminas se presentan en varias formas y tamaños. Hay, por ejemplo, chapas perforadas con agujeros cuadrados, redondos, triangulares, rectangulares, ovales, romboidales, hexagonales o con agujeros de fantasía.

Las láminas perforadas se hacen de diversos tipos de chapa, como, por ejemplo, el acero inoxidable, el acero galvanizado, el acero de carbono, el aluminio, y también de latón, titanio, acero corten, polipropileno y un largo etcétera.

Diferentes materiales empleados en la fabricación de las chapas

El hierro negro: se usan en la fabricación de tubos soldados, recipientes de presión, en la industria naval, para partes y piezas automotrices, fabricar perfiles soldados y trabajos de herrería.

El hierro galvanizado: este material, es sometido a un proceso de inmersión caliente durante el cual se recubre la lámina de zinc para prevenir la corrosión. Es utilizado principalmente en la industria automotriz y en artículos para el hogar.

El acero corten: es una aleación de acero con níquel, cromo, cobre y fósforo por lo que la hace resistente a la corrosión. Es utilizada por arquitectos, ingenieros, decoradores y en la industria en general.

El acero inoxidable: aleación de hierro y cromo con una muy buena resistencia a la corrosión, son una solución perfecta cuando se trata de seguridad e higiene. Aplicadas en el sector automovilístico, en la industria y en la construcción.

El aluminio: tiene una buena resistencia tanto mecánica como anticorrosiva.

Finalmente tenemos las chapas aislantes, que son una excelente alternativa en la construcción por su gran acabado y durabilidad. Se adaptan a las necesidades de cada aplicación como es el caso de techos, tabiques y muros, y también para la industria y la climatización.

Son un material bastante dócil y flexible lo que permite que pueda ser doblada, cortada, taladrada para obtener piezas específicas, por eso es considerada un producto versátil. De ahí que sus usos se adapten a prácticamente cualquier sector y ámbito, ya sea de la industria, como de la construcción y diseño.

El tamaño puede variar, desde una pequeña arandela, hasta carcasas para electrodomésticos o las enormes alas de un avión, muchas son las posibilidades que ofrecen las chapas perforadas.

Para qué se usan las chapas perforadas
Comentarios