domingo. 28.11.2021 |
El tiempo
domingo. 28.11.2021
El tiempo

Alvite, muy presente en la entrega del premio Diego Bernal, aunque no pudo asistir

Escribió una vez José Luis Alvite que "jamás" le "tentó la notoriedad" y, aunque así sea, la tiene y por ello recibió hoy el premio periodístico Diego Bernal 2014, en un acto en el que el genio estuvo muy presente aunque no pudiera acudir a recogerlo al Hotel Puerta del Camino de Santiago.

Mientras Alvite lucha contra el cáncer, periodistas y amigos le transmitieron fuerzas en forma de elogios para un arquitecto de frases célebres, un narrador único de historias reales y ficticias, de metáforas que a veces parecen encriptadas.

Las que le han servido para conquistar lectores y para ganar el premio Diego Bernal 2014, distinción que lleva el nombre de un reportero fallecido que fue delegado de la Agencia EFE, y que reconoce una fecunda trayectoria profesional.

Nieves y Eva Bernal, las hijas de Diego, han estado presentes en esta ceremonia.

"Lo conseguiste". Ese fue el mensaje privado que le dejó ayer en el buzón de voz Carmen Simón, periodista y mujer de Alvite, a Javier García Sánchez, amigo del premiado, periodista y representante de Cáritas Diocesanas de Galicia.

Él no sabía por qué era.

Resulta que Alvite tuvo uno de los mejores días de los últimos meses. Había escuchado desde la cama un programa de Onda Cero y había leído un reportaje sobre él en EFE.

Entró en su despacho y le pidió a su mujer el correo de Javier.

Alvite reunió fuerzas y volvió a escribir: "Mi salud me impedirá acudir a vuestro encuentro. Mi debilitado estado físico me impide extenderme más. Espero corresponder vuestro afecto con las primeras fuerzas que recupere".

Precisamente García Sánchez es uno de los íntimos amigos de Alvite, al igual que Diego Bernal. "La madrugada con él duraba cuatro días", dice Alvite, por Bernal, a través de la boca de Ramón Castro, periodista de Onda Cero Radio, "compañero, confidente, amigo y hermano" del premiado.

Los dos tomaron café durante diez años y, entre sorbo y sorbo, charlaban sobre lo humano y lo divino y, en ocasiones, "reían a mandíbula batiente".

En aquellas conversaciones le dijo Alvite a Castro que "Manuel Fraga fue poco comprendido y que Feijóo es un gran político, independiente dentro del partido, eficaz y honrado".

Castro, con voz resquebrajada, emocionado, reconoció los "momentos mágicos" que Alvite ha aportado "a este maravilloso oficio" de contar las historias que suceden.

"Que pronto se recupere y vuelva a regalarnos ese derroche de ingenio", deseó el periodista radiofónico a Alvite, y repasó la trayectoria del premiado, del que dijo que "terminó inundando el periodismo de genialidad y maestría".

"Es un hombre rebelde, amigo de sus amigos y compañero de sus compañeros. Domina todos los géneros periodísticos. Es un gran buscador de la noticia de calle. Un genio único", apuntó.

En veinte minutos, relata Castro, Alvite, "cirujano del alma", es capaz de componer una historia, inspirado en el cine, sobre todo el negro, en la música y en la "fascinación" que siente hacia las mujeres.

El genio es también "un hombre que ama a su familia", como dijo el periodista de Onda Cero, que recordó al maestro Manu Leguineche y también citó a Nacho Mirás Fole, periodista de La Voz de Galicia que estaba presente en la gala, al que Alvite nombró heredero suyo y que también lucha contra el cáncer.

Castro contó que habló con Alvite este viernes, que fueron 20 segundos de conversación y que tenía la voz fuerte.

Arturo Maneiro, presidente de la Asociación de Periodistas de Galicia, definió a José Luis como "un genio en eso de contar historias" y explicó que, aunque "la fragilidad de su parte humana" no le permitió acudir al acto, sí estuvo presente "la fortaleza de su espíritu creativo".

"Es un galardón que le aportó optimismo. Estamos convencidos de que disfrutaría mucho de este acto. Es una inyección de moral y apoyo para seguir adelante", comentó el dirigente de la APG.

Carlos Herrera, que llevó a Alvite a las ondas a través de sus programas de radio, expresó, a través de un mensaje grabado, su admiración hacia el periodista gallego.

"Eres generoso y amigo", contó Herrera, que destacó la facilidad de Alvite para construir una metáfora como si fuera un artista de fino pincel y excusó su ausencia en el acto porque "viajar de Sevilla a Santiago es más difícil que llegar a las Filipinas".

No pudo recoger Alvite el galardón, que recibió Ramón Castro de manos de Arturo Maneiro y del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, quien clausuró el evento.

"El periodismo nos hace perdurables y nos permite dialogar con el futuro. A Alvite se le llamó el cirujano de almas. Retrata el mundo de fuera y crea un mundo suyo en el que siempre se ve una esperanza", indicó el presidente.

Feijóo explicó que "el público necesita periódicos y los periódicos evidentemente necesitan periodistas. A todos, los que tienen renombre por su firma y los anónimos".

Los periodistas son para Feijóo "comprometidos, camaleónicos, sensibles, escépticos, y algunos de ellos, bohemios. Los más bohemios son los mejores", aseguró, y lo ejemplificó en Alvite y en Bernal.

El presidente de la Xunta confesó que ve "el futuro del periodismo ligado, como siempre, a la democracia" y contó que no tuvo ocasión de mantener una sólida amistad con Alvite y tampoco conversaciones largas.

Pero no se olvidará de él, y menos de un periodista que "habla bien de uno, porque los otros -ironizó- son mayoría y no hace falta autoflagelarse".

Aseguró también el presidente que mantiene la "esperanza de recuperación" de Alvite y que periodistas como él y Bernal "son un referente".

Alvite, muy presente en la entrega del premio Diego Bernal, aunque...
Comentarios
ç