La cafetería del Moderno permanece cerrada temporalmente al público

Afundación trabaja para resolver la situación con la actual concesionaria para poder reabrir cuanto antes
Las puertas de la cafetería del Moderno, ayer, cerradas al público. RAFA FARIÑA
photo_camera Las puertas de la cafetería del Moderno, este jueves, cerradas al público. RAFA FARIÑA

Desde que cerró por vacaciones en agosto, la cafetería del Café Moderno no ha vuelto a abrir sus puertas al público. Afundación trabaja para resolver en un breve periodo de tiempo esta situación, que prevé que sea temporal.

La cafetería del edificio, una de las más emblemáticas de la ciudad, funciona a través de una concesión que ahora mismo se trata de resolver para poder reabrir con la máxima celeridad. 

El Café Moderno es el edificio modernista más importante de Pontevedra. Propiedad de Afundación, actualmente es la sede de su obra social en la ciudad. Además de sus oficinas, el edificio acoge la sala de exposiciones, su centro de mayores y un pequeño espacio para actos, que ocupa parte del antiguo e histórico café por el que pasó Federico García Lorca y que frecuentaban Castelao, Alexandre Bóveda y Ramón Cabanillas, entre otros políticos e intelectuales. 

El resto del antiguo café sigue funcionando como cafetería abierta al público. De su gestión se encarga, mediante una concesión, una empresa ajena a Afundación. 

Construido en 1902, este edificio fue adquirido en 1973 por la Caja Rural Provincial de Pontevedra. En 1998, el arquitecto Álvaro Siza se encargó de su reforma por encargo de Caixa Galicia.

Comentarios