Domingo. 24.03.2019 |
El tiempo
Domingo. 24.03.2019
El tiempo

El Pórtico de la Gloria visto desde un andamio

(Foto de archivo: EPL)
(Foto de archivo: EPL)

A partir de diciembre, algunos turistas podrán contemplar el Pórtico da Gloria desde un ángulo privilegiado. Y es que está previsto facilitar el acceso de los participantes en las visitas guiadas del templo a los andamios colocados ante el conjunto escultórico del Mestre Mateo, para que puedan contemplar las figuras bíblicas que lo constituyen.

Así lo anunció esta mañana en Santiago la directora de la Fundación Pedro Barrié de la Maza, Marta Rey, que presentó las obras de conservación preventiva y restauración del monumento. El proyecto se engloba dentro del Programa Catedral de Santiago, financiado con tres millones de euros por la Fundación.

Tres equipos
Marta Rey anunció esta mañana los nombres de los tres equipos que desarrollarán las primeras fases de estas obras. La fundación 'Labein', especializada en la puesta en valor del patrimonio cultural, acometerá los trabajos de monitorización permanente del pórtico y de la capilla, que se iniciarán en 40 días. Esta tarea consiste en controlar a lo largo de un año la tempetatura o la humedad de la zona.

La empresa madrileña 'Artelán Restauración' se encargará de los trabajos en el mural de la Capilla Mayor y el plan de conservación preventiva y la propuesta de intervención en el Pórtico serán ejecutados por la cooperativa de patrimonio cultural italiana COO.BE.C.

Intervención histórica
No hay fijados unos plazos de ejecución de las obras, aunque el Deán de la Catedral de Santiago, José María Díaz, aseguró que lo importante es que todo salga bien, porque se trata de una intervención ''histórica'' que no puede hacerse ''de prisa''.

José María Díaz y el director xeral de Patrimonio, Felipe Arias, recalcaron la necesidad de compatibilizar las obras con los usos de la catedral, para ''non impedir'' que turistas y vecinos sigan accediendo a su interior. Por su parte, Marta Rey explicó que otro de los objetivos era provocar el menor impacto visual posible para que la ''liturgia'' pueda seguir su ''ritmo''.

Para desarrollar las obras, fue precisa la instalación de un andamio para acceder a la totalidad de la bóveda. Según el Deán de la Catedral, tienen ''asumido'' que este andamio continuará allí cuando comience el año Santo, aunque confían en que se retire antes de que termine el 2011.

El Pórtico de la Gloria visto desde un andamio
Comentarios