miércoles. 03.06.2020 |
El tiempo
miércoles. 03.06.2020
El tiempo

Elba Pedrosa: "Contar historias era algo innato en mí hasta que explosioné y salió la novela"

Marisa y Roberto, madre e hijo, son los protagonistas del debut en la novela de Elba Pedrosa: en castellano Lo que no sabías, editado por Carena, y en gallego O que non sabías, editado por Xerais. Feminismo, amor y secretos se mezclan en esta obra que sale en plena desescalada

"El silencio tiene para mí el mismo significado que la muerte", escribe Elba Pedrosa (Santa Cruz de Tenerife, 1973) en su primera novela, una obra cuyo argumento está marcado por los secretos y las mentiras, y que se publica en plena desescalada del confinamiento derivado de la alerta sanitaria. El título sale al mismo tiempo en castellano, Lo que no sabías (Ediciones Carena), y en gallego, O que non sabías (Edicións Xerais). Licenciada en Ciencias de la Información, "consultora y trainer de creatividad y oratoria", escritora y actriz, afincada actualmente en Vigo, Elba Pedrosa colabora con diferentes medios de comunicación, entre ellos, Diario de Pontevedra. 

Elba Pedrosa. DPEl lanzamiento de su libro llega en un momento particular en el que, entre otras cosas, no se pueden hacer presentaciones literarias. ¿Cómo lo vive la autora? 
Es un momento difícil y que genera mucha frustración. Porque un libro es un proyecto que tiene detrás mucho trabajo. En este caso, más de dos años. Es complicado enfrentar que, cuando le toca salir, pase esto. Pero aquí estamos. Al menos parece que ahora las cosas van cogiendo otro matiz. Sí, la sensación es extraña. 

¿Las presentaciones se han aplazado?
Sí, claro, todas las presentaciones de libros han sido canceladas. Íbamos a hacerlas por toda España e incluso tenía prevista una en la Casa de Galicia de Nueva York, que sigue ahí, pendiente. Ojalá se pueda recuperar todo esto lo antes posible, porque los escritores necesitamos estas citas íntimas con los lectores. El ‘feedback’ del que lee la historia es muy importante. Espero que todos estos encuentros se retomen cuanto antes. Mientras, tal vez se planifiquen algunos virtuales. Pero, claro, no es lo mismo. 

Tras escribir relatos y un ensayo sobre creatividad se ha pasado a la novela. ¿Por qué? 
Yo siempre me he dedicado a contar historias de alguna manera. Bien a través de la imaginación bien de otra manera. Al fin y al cabo soy conferenciante, creadora y también periodista. El tema de la ficción estaba pendiente, pero la verdad es que me recuerdo escribiendo desde niña. Luego lo he ido desarrollando a lo largo de toda mi vida. De hecho, durante los años en los que me dediqué a la publicidad, que fueron varios, también me centré en desarrollar conceptos, que es otra forma de desarrollar historias. Era algo innato en mí hasta que llegó un momento en el que explosioné. Tenía que hacerlo. Y ahí está. Finalmente salió esta novela. 

La mujer tiene aquí una voz protagonista. Es alguien que busca su libertad y se rebela para coger las riendas de su vida

Una madre y un hijo son los grandes protagonistas de esta historia en la que la familia juega un papel muy importante. 
Realmente esta es la historia de una familia gallega que guarda una serie de secretos de su pasado. Esos secretos condicionan el presente y también el futuro de los protagonistas de la historia. En la trama se van enredando los recuerdos de Roberto, que es el hijo de la otra voz protagonista, Marisa; sus recuerdos de adolescencia y las cartas de su madre. Todo esto se entremezcla con un contexto social e histórico, donde están presentes la emigración o las diferencias de clase, de género... 

Precisamente, la editorial destaca la perspectiva feminista de la novela. 
La mujer tiene una voz protagonista. Creo que hay aquí un análisis bastante profundo de la psicología de una mujer que busca su libertad, condicionada por limitaciones sociales y por prejuicios. Esto no le impide rebelarse finalmente y coger las riendas de su vida para luchar por lo que ella realmente quiere hacer y se siente capaz de hacer. La fuerza de la mujer es importante en esta novela. A través de las cartas creo que queda claro. 

¿Por qué se ha decidido a usar el género epistolar? 
Pues porque las cartas se escriben en soledad y desde el silencio. Utilizar este recurso me daba una buena oportunidad para conectar con la intimidad de la protagonista, con sus dolores profundos. Creo que las cartas trasladan mejor que ninguna otra cosa lo que sentimos y a mí me ayudó a hacer esa conexión con los lectores. 

¿Hasta qué punto su experiencia personal ha influido en la escritura de esta novela? 
La mirada de un escritor siempre arrastra algo propio. Sus procesos mentales quedan plasmados de alguna manera. En este caso, alguna secuencia de mi infancia se coló por ahí. Todos hemos escuchado historias de familiares o personas cercanas que han vivido la emigración. Algo de eso aparece también en la historia. Y el paisaje. Toda la zona del Val Miñor, Baiona, Nigrán y Vigo, lugares en los que yo he vivido, están en la novela.

Elba Pedrosa: "Contar historias era algo innato en mí hasta que...
Comentarios